En marzo volvió a registrarse un fuerte crecimiento en la venta de autos cero kilómetros en Argentina. Según la Asociación de Concesionarios de Automotores (Acara), se vendieron 76,745 unidades, 36.4% más que en el mismo mes del año pasado, cuando fueron 56,280 unidades. La cifra de marzo lo convierte en el mejor mes desde octubre del 2013, con excepción de enero, cuando las ventas llegaron a 95,230 unidades en un récord que sorprendió a todo el mercado.

Con el último registro, el acumulado del primer trimestre del año alcanzó las 230,861 unidades, 42.5% más que los tres primeros meses del 2016 en los que se vendieron 162,065 unidades.

El crecimiento del mercado se explica por varias razones. Por un lado, se viene de meses con registros malos por lo que la base de comparación continúa siendo baja. Pero además, el año pasado comenzó a darse una guerra de promociones y descuentos entre automotrices que impulsó la venta de autos nuevos. Se le suma también nuevos planes de financiamiento accesibles y blandos, principalmente para vehículos de producción nacional.

Aunque desde la entidad destacaron la positiva evolución del mercado interno, insisten en que son necesarios cambios en el régimen tributario. Dante Álvarez, presidente de Acara, sostuvo que "el año comenzó con un enero muy fuerte, siguió con un buen febrero que aún con menos días hábiles alcanzó el 20% de crecimiento y completamos un primer trimestre excepcional con un crecimiento interanual del 42.5 por ciento. Sacando los eneros, que son meses especiales, para encontrar un mes con este volumen de patentamientos (venta de autos) debemos remitirnos a octubre del 2013".

Para el directivo de Acara, todo parece indicar que este nivel de actividad se va a mantener y se logrará un año completo de crecimiento. "Sería importante que desde el Gobierno se estimule la actividad con una reforma impositiva porque nuestro sector padece fuertes asimetrías, en algunas provincias y municipios, que afectan directamente el margen comisional de los concesionarios", reclamó. Se trata de un pedido que lleva más de un año entre los dueños de locales, que aseguran que hay altas tasas específicas de algunas jurisdicciones que perjudican el negocio, en momentos que el margen de ganancia ya se veía afectado por bajas ventas que repuntaron por los descuentos de las terminales que tampoco los benefician directamente.

Un dato para destacar fue el alto incremento interanual que se dio en marzo en vehículos comerciales pesados, que duplicaron las ventas. En ese segmento, el de camiones registró un crecimiento de 109.2% ya que en ese mes de este año se vendieron 2,048 cuando en el 2016 habían sido 979. El repunte se explica por la mayor actividad agropecuaria que demanda este tipo de vehículos.

En marzo, Volkswagen fue la automotriz que más autos vendió. Fueron vendidas 13,128 unidades, con lo que la terminal alemana concentró el 17.4% del mercado. La automotriz también se quedó con el primer puesto entre los vehículos más vendidos con el modelo Gol, del que se vendieron 3,632 autos. En segundo lugar se ubicó el Renault Nuevo Sandero con 3,100 uniddes y una particularidad: que la Toyota Hilux vendió 2,853 unidades, con lo que quedó en tercer lugar luego de que el año pasado había sido la número uno, impulsada por el incremento en la actividad del campo.

Dentro de la lista del segmento de autos que más se vendieron, el tercer escalón fue también para Toyota, que con el modelo Etios sumó 2,799 unidades vendidas en el mes. Así, el auto más demandado del país es importado, mientras que el segundo es de producción nacional, según los datos de Acara.

Las motos acompañaron con un aumento de 57%

Aumentó 57.1% la venta de motos en marzo con respecto al mismo mes del año pasado. Según la División Motovehículos de la Asociación de Concesionarios (Acara), se vendieron 64,384 unidades, mientras que en marzo del 2016 fueron 40,989. El presidente de esa entidad, Gustavo Bassi, consideró que "son cifras de crecimiento muy auspiciosas que no había desde enero del 2014".

Desde la Cámara de Fabricantes de Motovehículos (Cafam) detallaron además que 92% de las motos vendidas fueron fabricadas en el país.