El Gobierno argentino confirmó el congelamiento de precios del Gobierno Nacional a productos de tecnología como smartphones, microondas, aires acondicionados y televisores. En tanto, la medida abarca la mayor porción de teléfonos gama baja y media disponibles en el mercado ya que a escala local representan el 90% del volumen de ventas.

Los precios máximos están vigentes desde este 22 de abril hasta el 31 de octubre. El 1 de junio el Gobierno realizará una revisión en el caso que suba el precio de insumos importados y si varía el tipo de cambio. Si es así, el Gobierno analizará permitir una suba de precios.

La Industria Electrónica de Tierra del Fuego (Afarte), que nuclea nueve grupos empresarios del sector, definió el documento final en un encuentro con el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, y el secretario de Industria, Ariel Schale.

Federico Hellemeyer, presidente y director ejecutivo de Afarte, quien dijo que los nueves fabricantes de Tierra del Fuego suscribieron al compromiso de sostenimiento de precios del Gobierno Nacional y acompañarán al Gobierno en el contexto de inestabilidad.

"El sostenimiento establece que los precios se mantienen de aquí al 31 de octubre. La primera noticia que tuvimos de esta voluntad del Gobierno fue a través de un comunicado de prensa el pasado jueves. Desde ese momento nos quedó la inquietud y un día después empezaron los contactos. Nos manifestaron concretamente su intención de lograr una suerte de compromiso de congelamiento de precios e intercambiamos borradores de acuerdo", cuenta Hellemeyer.

La situación de producción en la Argentina es compleja. Según las estimaciones de Afarte, el 2020 fue un año de no muy buenos rendimientos.