La Ley recientemente aprobada que regula el teletrabajo en Argentina establece una serie de condiciones que empezarán a regir luego de 90 días de la finalización de la cuarentena. La compensación de gastos fue uno de los elementos que generó más controversia.

En ese sentido, un estudio que realizó PwC Argentina antes de la sanción de la ley, reveló que solo un 20% de las compañías prevé, para lo que resta de 2020, cubrir alguna prestación relacionada al home office, contra un 49% que ya decidió que no lo hará y un 31% que se encuentra analizando la situación.

Las compañías que se harán cargo de los gastos de sus empleados les pagarán internet y el almuerzo, además de proveerles computadoras y sillas ergonómicas y transporte para el personal en caso de tener que asistir a la oficina por algún motivo, según el estudio.

“El 20% de las empresas que ya otorgan una cobertura de gastos continuarán haciéndolo, y las que evalúan qué postura tomar deberán ajustarse a lo que indica la ley”, anticipa María Fernanda Álvarez Apa, gerente de People & Organisation de PwC Argentina.

Según Addeco, a casi 150 días de iniciado el aislamiento obligatorio, solo un 4% de quienes trabajan a la distancia en la Argentina reciben algún tipo de compensación actualmente. En los pocos casos en los que las empresas dieron algún resarcimiento, el dinero se utilizó para pagar los costos de Internet, de la línea de celular, comidas durante la jornada laboral y equipamiento de oficina.

Antes de la ley, la única normativa contemplada hasta entonces, ya obligaba al empleador a proveerle al teletrabajador cuatro elementos: una silla ergonómica, un extintor portátil contra incendio, un botiquín de primeros auxilios y una almohadilla para el mouse.

La ley sancionada determina que el empleador deberá proporcionar el equipamiento (hardware y software), las herramientas y el soporte necesario para el desempeño de las tareas y asumir los costos de instalación, mantenimiento y reparación de las mismas, o la compensación por la utilización de herramientas propias de la persona.