La embotelladora de Coca-Cola, Arca Continental (AC), anunció una inversión de 250 millones de dólares en Estados Unidos, específicamente en Houston, Texas, para la construcción de una nueva planta de producción y centro de distribución que espera iniciar operaciones en 2020; ésta será la primera construcción de una planta productiva de Coca-Cola en este país en una década, informaron en el comunicado enviado a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

"Esta importante inversión confirma el compromiso de Arca Continental con la creación de valor de manera sostenible en todos los mercados que atendemos, y es reflejo de la confianza en la capacidad de la compañía para seguir perfeccionando su desempeño, servir con excelencia a los clientes y adelantarse a las necesidades del consumidor", dijo Manuel L. Barragán Morales, presidente del Consejo de Administración de Arca Continental.

A poco más de un año de convertirse en el primer embotellador latinoamericano en operar en el Sistema Coca-Cola de Estados Unidos, la empresa regiomontana informó que la instalación será de casi 100,000 metros cuadrados, y estará operada a través de su subsidiaria Coca-Cola Southwest Beverages (CCSWB).

La futura planta, planeada para iniciar operaciones a principios del 2020, contará con tecnología, cinco líneas de producción, soplado de botellas en línea, así como instalaciones de distribución, bodega y ventas, lo que permitirá eficientar la atención al mercado del sureste de Texas y contribuirá con cerca de 30 millones de dólares, provenientes de ahorros en costos y eficiencias operativas, al plan de sinergias de 90 millones de dólares.

Francisco Garza Egloff, director general de Arca Continental, mencionó que con la unidad de manufactura esperan ampliar la variedad del portafolio, principalmente de Texas y Oklahoma, así como algunas partes de Arkansas y Nuevo México.

El anuncio de la planta en Houston sea da unas semanas después de que anunciaran que su subsidiaria AC Bebidas pospuso el proceso de negociación para adquirir el total de las acciones que Peru Beverage Limitada tiene en su unidad peruana Lindley, derivado de la modificación a la carga impositiva a sus productos en dicho país.

A finales de 2017 AC realizó su última operación en Estados Unidos, adquirió Deep River Snacks, con lo que fortaleció su portafolio de botanas, y no sólo eso, ingresó al sector premium, dicha empresa reportó ventas anuales por 45 millones de dólares. Hasta antes de 2012, el negocio de botalas y alimentos de AC tenía sólo en México a Bokados, después adquirió Wise Snacks en Estados Unidos, e Inalecsa Ecuador, y se sumó Deep River.

En abril pasado la embotelladora anunció que en 2018 estará invirtiendo 12,000 millones de pesos, de los cuales cerca de 3,500 millones, un 30%, será destinado a sus operaciones en México, un monto similar al negocio de bebidas en Estados Unidos, otros 3,500 millones de pesos a Sudamérica y 1,200 millones a la división de Alimentos y Botanas, principalmente para la adquisición de enfriadores, líneas de producción, equipo de transporte e iniciativas de tecnologías de información, entre otras.

[email protected]mx