Monterrey, NL. La aplicación de un arancel del 5% a partir del 10 de junio e incremento progresivo hasta octubre del 25% en los productos que envíe México a Estados Unidos, pueden tener un impacto en la adquisición de empresas en ambos países.

Eduardo Meouchi, socio de la consultora Rión afirmó a El Economista que las transacciones que involucren importación de bienes hacia Estados Unidos y estén en proceso de negociación o de cierre es probable que tengan una demora o cancelación si se confirma la aplicación de aranceles.

De igual forma los nuevos proyectos de adquisiciones podrán sufrir por la falta de interés en ejecutarlos, si se aplican estos impuestos.

También para los sectores que tradicionalmente exportan de Estados Unidos hacia México podrían ser afectados, en caso de tener que pagar un impuesto por parte de México, alertó.

"Para transacciones de 'cross border' (transfronterizo) que no sean impactadas por los aranceles, pueden tener un efecto mixto o neutral", dijo Meouchi.

Se pueden presentar casos, por ejemplo, de empresas que busquen adquirir empresas productoras locales en Estados Unidos para evitar la dinámica de aranceles.

“En otros casos, podrían decidir continuar con sus planes de expansión geográfica, pero reenfocarlas en otras geografías; por ejemplo en Sudamérica o Europa”, sostuvo Eduardo Meouchi.

La participación de Estados Unidos y Nuevo León en fusiones y adquisiciones aumentó entre 20 y 30% en los últimos 4 años.

El sector podría seguir creciendo en 2019, sin embargo hay otros factores a considerar como la ratificación del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

Sostuvo que en la medida que se ratifique el T-MEC se observará una continuidad en las fusiones y adquisiciones, pero “si esto cambia podría ser en detrimento (del sector)”.

“Estados Unidos ha tenido un rol preponderante en fusiones y adquisiciones, ya sea con empresas regiomontanas comprando en ése país o con firmas americanas comprando empresas en la región a través de un fondo de capital o de inversionistas”, explicó.

En ese sentido, Rión  ha asesorado a empresas regiomontanas como Arendal del sector petrolero en la adquisición de la firma estadounidense Cal Dive International Inc., en 2015 y fue asesor en la venta del Hotel Crowne Plaza Monterrey Aeropuerto a Fibra Inn en 2014.

En el primer trimestre del año, se han reportado 12 transacciones en el estado de Nuevo León, de las cuales 8 han sido de empresas que cotizan en bolsa, tres de fondos “Venture” y una de empresas privadas.

Las industrias más activas en fusiones y adquisiciones son: Industrial, consumo y construcción, afirmó.