La Cámara Nacional de la Industria del Aluminio (Canalum) rechazó la medida del Gobierno de Estados Unidos de aplicar el arancel del 10% a partir de este 1 de junio como parte de su política proteccionista; y dijeron no entender la acción, porque "de ellos hacia nosotros hay un superávit de 450,000 toneladas de producto".

“Rechazamos totalmente esta medida del Gobierno de Estados Unidos, consideramos que los empresarios e industriales mexicanos del aluminio y en general los consumidores del país no se verán afectados pero no es algo que debe suceder entre socios comerciales que durante tantos años hemos mantenido una relación estable”, expresó Ramón Beltrán Arellano, presidente de la Canalum, agregó que esta medida tendrá un impacto importante en el consumidor final de Estados Unidos, debido a que los costos se trasladarán.

Al mismo tiempo, afirmó que la postura y respuesta del Gobierno de la República a través de la Secretaría de Economía es la adecuada y se ajusta a lo que esperaban los empresarios.

“Aplaudimos la respuesta inmediata del gobierno mexicano, están siendo firmes y el análisis lo hicieron sin dañar a sectores estratégicos nacionales”, explicó Beltrán.

El comunicado señala que México le exporta a Estados Unidos alrededor de 350,000 toneladas de aluminio, mientras que México importa cerca de 800,000 toneladas por lo que resultado poco entendible la acción del arancel en este tema.

"Exportamos latas, somos un gran productor de latas para envases de refresco, cerveza, exportamos rines, cabeza de motores, escaleras, perfiles que hacen puertas y ventanas, lámina de aluminio para muchos utensilios, entonces todos estos productos terminados que México está exportando a EU es donde se verá afectado su consumidor allá", detalló.

Alertó que de no alcanzar un acuerdo, el arancel sí tendría impacto en la industria mexicana a largo plazo, y es que actualmente, la industria del acero emplea de manera directa a cerca de 200,000 personas en México, y unas 10,000 empresas, desde grandes a pymes, emplean el acero como insumo.

Por su parte, José Luis de la Cruz, presidente de la Comisión de Estudios Económicos de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), consideró que las reacciones de México, Canadá, la Unión Europea, y lo que pasó en su momento con China son una señal de rechazo a medidas proteccionistas y deben mandar un mensaje a EU de que no puede seguir esta tendencia.