LONDRES - Arabia Saudita, el principal exportador mundial de crudo, dijo este lunes que puede rápidamente elevar su producción de petróleo, un día después de que Irán advirtió a sus vecinos del Golfo Pérsico que no incrementen el bombeo en caso de una interrupción de los suministros iraníes.

El ministro de Petróleo Ali al-Naimi, en una entrevista con CNN, dijo que Riad podía incrementar la producción en unos 2 millones de barriles por día (bpd) "casi de inmediato".

El funcionario también dijo que veía un precio estable del petróleo a alrededor de 100 dólares por barril como ideal.

Los comentarios de Naimi se produjeron luego de que Teherán dijo que sus vecinos del Golfo Pérsico no deberían elevar el bombeo para suplir la falta de crudo iraní, en caso de nuevas sanciones contra Irán.

"Esta capacidad ociosa está para responder a emergencias globales, para responder a la demanda de nuestros clientes, ese es el foco. Nuestro foco no está en quién deja de producir, sino en quién quiere más", dijo el ministro.

Los suministros de crudo de Irán a Europa caerían este año por un embargo de la Unión Europea a las compras de petróleo iraní, que se acordaría la próxima semana y entraría en vigencia en julio.

Las nuevas sanciones de Estados Unidos contra el banco central de Irán podrían llevar a los mayores clientes de Teherán en Asia a buscar otros proveedores.

"Podemos fácilmente llegar a 11.4, 11.8 (millones de bpd) casi de inmediato, en unos días", dijo Naimi al canal, en comparación con los 10 millones de bpd que Arabia Saudita bombea en la actualidad. "Lo único que hay que hacer es abrir las válvulas", agregó.

El representante de Irán ante la Organización de Países Exportadores de Petróleo dijo que una medida como esa por parte de sus vecinos "no sería percibida como amistosa".

"Un compromiso de Arabia Saudita para reemplazar el crudo iraní a otros países es un riesgo", dijo el consultor Olivier Jakob, de Petroconsultants. "Arabia Saudita está caminando sobre una delgada línea, dado que necesita darle seguridad a Occidente sin parecer que apoya a Israel en contra de Irán", agregó.

Naimi dijo que elevar la producción en 700,000 bpd más, a 12.5 millones, demoraría 90 días.

Arabia Saudita es el único productor con una capacidad ociosa significativa para reemplazar una reducción del bombeo de Irán, que enfrenta la creciente presión de Estados Unidos y Europa para que ponga fin a su programa de energía nuclear.

Teherán ha amenazado con cerrar el Estrecho de Ormuz, un paso clave para una gran parte del crudo global, si enfrenta sanciones a sus exportaciones de petróleo.

"Personalmente, no creo que el estrecho, si fuera cerrado, pueda permanecer cerrado por mucho tiempo. El mundo no podría tolerarlo", dijo el ministro de Petróleo a CNN, según la trascripción de un programa que se emitirá a las 1600 GMT.

Al ser consultado sobre la guerra discursiva entre Irán y Estados Unidos, Naimi dijo: "No creo que estos pronunciamientos sean constructivos para el mercado petrolero internacional o para el precio del crudo. Es realmente perturbador", dijo el funcionario.

Naimi dijo que Arabia Saudita podía fácilmente elevar las ventas a China, el segundo mayor importador de petróleo del mundo y el principal cliente de Irán.

Arabia Saudita actualmente exporta entre 400,000 y 500,000 barriles por día de petróleo a China, dijo Naimi. "Por lo que si nos pidieran 200,000 o 300,000 más, no es un problema", agregó.

El ministro también dijo que veía un precio del crudo a alrededor de 100 dólares por barril como ideal, con lo que identificó un valor que considera óptimo por primera vez en más de tres años.

"Nuestro deseo y nuestra esperanza es que podamos estabilizar este precio del petróleo y mantenerlo en un nivel alrededor de 100 dólares", dijo Naimi.

El funcionario dijo que el precio de 100 dólares debía ser un promedio global.

El crudo Brent operaba a poco más de 111 dólares por barril el lunes, mientras que el petróleo estadounidense se negociaba a 99.5 dólares.

Riad no había especificado un precio deseado para el crudo desde que en noviembre del 2008 dijo que quería ver al petróleo en 75 dólares por barril. Recientemente, Naimi dijo que ese precio estaba desactualizado.

ros