El pleno de la Cámara de Diputados aprobó, en lo general y en lo particular, el dictamen que expide la ley de Transición Energética, que tiene como propósito regular el aprovechamiento sustentable de la energía.

Primero se aprobó en lo general con 299 votos a favor, 83 en contra y tres abstenciones, y se inició la discusión en lo particular de reservas presentadas a 10 artículos, los cuales se aprobaron en sus términos con 294 votos a favor, 91 en contra y cero abstenciones, y se turnó al Senado de la República.

La nueva legislación que se expide es reglamentaria de la reforma constitucional en materia energética, promulgada en diciembre de 2013.

El documento deriva de una iniciativa presentada en octubre pasado por la diputada del Partido Acción Nacional (PAN) María Isabel Ortiz Mantilla, y otros legisladores de esa bancada.

La nueva ley tiene por objeto regular el aprovechamiento sustentable de la energía y las obligaciones en materia de energías limpias y de reducción de emisiones contaminantes de la industria eléctrica, manteniendo la competitividad de los sectores productivos.

Además, fija la meta nacional de participación de energías limpias en la generación de energía eléctrica, la cual se prevé se incremente de manera gradual de 25% para 2018 a 35% en 2024.

También prevé dotar al Estado de un marco jurídico que permita la acción coordinada de todos los participantes del sector energético, a fin de lograr la reducción de emisiones contaminantes al menor costo y con más bienestar social.

En la legislación se establece que la Secretaría de Energía (Sener), a través de las Metas de Energías Limpias y las Metas de Eficiencia Energética, promoverá que la generación eléctrica proveniente de fuentes de energías limpias alcance los niveles establecidos en la Ley General de Cambio Climático para la Industria Eléctrica.

Los integrantes de la industria eléctrica en general, así como los usuarios calificados participantes del mercado eléctrico mayorista, sean de carácter público o particular, y los titulares de los contratos de interconexión estarán obligados a contribuir al cumplimiento de las Metas de Energías Limpias.

En ese punto, la Sener establecerá, en condiciones de viabilidad económica, las obligaciones para la adquisición de certificados de energías limpias.

En tanto, la Comisión Reguladora de Energía (CRE) verificará el cumplimiento de las Metas de Energías Limpias y establecerá la regulación correspondiente.

En ese contexto, las Metas de Energías Limpias constituyen porcentajes mínimos en relación con el total de generación de electricidad en México y el Estado Mexicano promoverá que existan las condiciones legales, regulatorias y fiscales para facilitar el cumplimiento de las metas y sus disposiciones reglamentarias.

Para ello, la Sener fijará como meta una participación mínima de energías limpias en la generación de energía eléctrica de 25% para 2018; de 30% para 2021; y, de 35% para 2024.

Por otro lado, el Programa Nacional para el Aprovechamiento Sustentable de la Energía (Pronase) establecerá, con carácter indicativo, la Meta de Eficiencia Energética.

Mientras que la Sener y la Comisión Nacional para el Uso Eficiente de la Energía (Conuee) establecerán una hoja de ruta para el cumplimiento de la meta indicativa en un plazo de 260 días hábiles contados a partir de la entrada en vigor de esta ley.

Se faculta a la Sener para crear y coordinar los instrumentos para la aplicación de la ley, entre ellos serán: la Estrategia Nacional para la Transición Energética y el Aprovechamiento Sustentable de la Energía.

También el Programa Nacional para el Aprovechamiento Sustentable de la Energía; el Programa Especial de la Transición Energética, y el Atlas Nacional de Zonas con Alto Potencial de Energías Limpias.

Además, el Programa de Redes Eléctricas Inteligentes tendrá como objetivo apoyar la modernización de la Red Nacional de Transmisión y de las Redes Generales de Distribución para mantener una infraestructura confiable y segura que satisfaga la demanda de manera económicamente eficiente y sustentable y que facilite la incorporación de nuevas tecnologías que promuevan la reducción de costos del sector eléctrico.

Se considera que el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) será el organismo que deberá participar en la creación de los Centros Mexicanos de Innovación en Energías Limpias con el objetivo de promover la investigación y el desarrollo de las tecnologías de energías limpias.

También se contempla la transformación del Instituto de Investigaciones Eléctricas en el Instituto de Investigaciones Eléctricas y Energías Limpias será un organismo público descentralizado con personalidad jurídica, patrimonio propio y sectorizado de la Sener.

El Consejo Consultivo para la Transición Energética será el órgano permanente de consulta y participación ciudadana, cuyo objetivo será opinar y asesorar a la Sener sobre las acciones para el cumplimiento de las Metas en materia de Energías Limpias y Eficiencia Energética.

Se crea el Sistema de Información de Transición Energética que tendrá por objetivo registrar, organizar, actualizar y difundir la información en materia de aprovechamiento sustentable de la energía.

Por último, en los artículos transitorios se señala que se abrogan las leyes para el Aprovechamiento de Energías Renovables y el Financiamiento de la Transición Energética, y para el Aprovechamiento Sustentable de la Energía, así como las demás disposiciones que se opongan al presente ordenamiento.

mfh