Los gobiernos de México y Estados Unidos aprobaron el plan de trabajo bianual en materia de cooperación regulatoria, creado desde el 2010 por los mandatarios de ambas naciones, para lo cual se busca elevar la competitividad de la región y agilizar el comercio.

De acuerdo con información de la Secretaría de Economía, el Consejo de Alto Nivel para la Cooperación Regulatoria México-Estados Unidos (CCR) operará bajo siete áreas de interés mutuo: inocuidad y calidad de alimentos, certificación por medios electrónicos de productos vegetales, seguridad de autotransportes de carga, nanotecnología, expedientes clínicos electrónicos, seguridad industrial en la exploración y explotación de hidrocarburos y acreditación de los organismos de evaluación de la conformidad mexicanos.

Dichos temas están orientados a fomentar la competitividad de las empresas, principalmente de las pequeñas y medianas, y facilitar el comercio de la región, mismo que supera los 1,000 millones de dólares al día.

La cooperación regulatoria en materia de salud permitirá generar un mejor entendimiento de los sistemas vigentes en cada país y sus procesos de certificación para facilitar la implementación y uso adecuado de tecnologías de información en el sector salud.

La implementación de tecnologías de la información en los servicios de salud en México representa una gran oportunidad para mejorar la eficiencia de nuestro sistema de salud y promover oportunidades de desarrollo de mercados como el turismo médico , considera la SE.

[email protected]