El gobierno brasileño autorizó a la empresa taiwanesa Foxconn a fabricar en territorio nacional las tabletas electrónicas de Apple, lo que convertirá a Brasil en el segundo país del mundo después de China en producir las iPad.

Foxconn disfrutará de una reducción de 95% del Impuesto sobre Productos Industrializados (IPI) en la producción de las tabletas hasta el 2014, en un beneficio fiscal ofrecido por el gobierno brasileño para atraer a las fabricantes informáticas.

La empresa estará obligada a producir la mayoría de los componentes en Brasil y deberá invertir 4% de su facturación neta en investigación y desarrollo en el país, según el decreto publicado este miércoles en el Diario Oficial.

El Ministerio de Ciencia y Tecnología informó que Foxconn tiene seis meses para comenzar a fabricar las iPad en el país.

Brasil será el primer país fuera de China en producir los iPhone y las iPad. La fabricación de este equipamiento traerá al parque industrial brasileño novedades e innovaciones en el proceso productivo , dijo Virgílio de Almeida, del Ministerio.

Destacó que la iPad brasileña tendrá precios competitivos internacionalmente , ya que la rebaja fiscal supondrá un descuento de cerca de 30% en su valor final.

Foxconn pretende invertir 12,000 millones de dólares en la fabricación de la iPad en Brasil, según un acuerdo firmado con el gobierno brasileño durante la visita a China de la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, en abril pasado.

La productora de la iPad pretende construir una fábrica exclusiva para este dispositivo y una segunda planta dedicada a producir pantallas táctiles, según el acuerdo.

Foxconn, implantada en Brasil desde el 2003, posee cuatro plantas en las que fabrica aparatos de multinacionales tecnológicas como Sony y Nokia.

Contenido de la Red Iberoamericana de Prensa Económica