Guadalajara, Jal. Estados Unidos pidió mayores exigencias en la protección intelectual para dar su apoyo al ingreso de México en las negociaciones del Acuerdo de Asociación Transpacífica Estratégica (TPP, por su sigla en inglés).

En particular hay un tema de propiedad intelectual, que es lo que le preocupa a Estados Unidos y donde se está ejerciendo de alguna manera cierto condicionamiento , dijo José Antonio Torre, subsecretario de Competitividad y Normatividad de la Secretaría de Economía.

Con el TPP se quiere expandir una pequeña zona de libre comercio integrada por Brunéi, Chile, Nueva Zelanda y Singapur, al sumar a otros cinco países (Estados Unidos, Australia, Perú, Vietnam y Malasia). Canadá, México y Japón realizan gestiones para su posible incorporación a este Tratado de Libre Comercio regional.

En el XIX Congreso del Comercio Exterior Mexicano, Torre dijo que a México le interesa sumarse lo más pronto posible a las negociaciones de TTP para influir en ellas.

Pero el retraso de Estados Unidos está implicando que México quede al margen de esta negociación, la cual se pretende cerrar en el año en curso, de conformidad con el programa establecido por los nueve países.

La Secretaría de Economía ha declarado que prácticamente sólo falta el voto favorable de Estados Unidos, aunque también ha habido reticencia por parte los integrantes en general de aceptar cualquier nuevo ingreso entretanto se desarrolla la parte final de las negociaciones.

Hay que entender que ahora hay una negociación en curso y nosotros estamos tratando de subirnos; entonces es una dinámica compleja, pero estamos trabajando intensamente para lograrlo , agregó Torre.

Según la Secretaría de Economía, de no adherirse México al acuerdo, tendría mayor competencia de miembros TPP en el mercado estadounidense, sin obtener reciprocidad.

Adicionalmente, agregó, la producción estadounidense que se exporte a otros mercados del TPP no podría usar insumos producidos en México, eliminando la posibilidad de una mayor integración entre Estados Unidos y México.

En el 2011, las exportaciones mundiales crecieron a una tasa interanual de 19.55%, en tanto que las ventas externas de México lo hicieron a una tasa de 17.45 por ciento.

México ha participado muy activamente de la recuperación de la economía y el comercio internacional; sin embargo, nuestro comercio exterior no ha alcanzado el dinamismo que todos queremos tenga en este proceso , comentó Valentín Díez Morodo, presidente del Consejo Mexicano de Comercio Exterior, en el mismo evento.

TEMA AUTOMOTRIZ, ?AL MARGEN

VAN MÉXICO Y ARGENTINA POR MAYOR COMERCIO

México y Argentina acordaron abrir negociaciones para incrementar el comercio entre ambos, pero excluyendo el sector automotriz, afirmó Francisco de Rosenzweig, subsecretario de Comercio Exterior de la Secretaría de Economía.

El funcionario precisó que aunque el gobierno argentino propuso formalmente renegociar el Acuerdo de Complementación Económica No. 55 (ACE 55), enfocado en el sector automotriz, México rechazó esa posibilidad.

En cambio, el gobierno mexicano convino abrir una negociación bilateral para aumentar la cobertura del ACE 6, con el cual ambos países se otorgan preferencias arancelarias en alrededor de 40% de las 12,000 clasificaciones de productos que conforman toda la tarifa general de importaciones.

La ampliación podría incluir productos como químicos, de equipo médico, agrícolas y de varias ramas manufactureras.

Las negociaciones se realizarán el próximo lunes y martes en la ciudad de México y estarán encabezadas por Rosenzweig y Beatriz Paglieri, secretaria de Comercio Exterior.

Se acordó un mecanismo para incrementar el comercio a partir de una revisión para ampliar la cobertura de los bienes que en la actualidad están al amparo del ACE 6 , comentó Rosenzweig.

Buscando transitar por el mismo camino que Brasil, que logró poner limitantes a sus importaciones de autos provenientes de México hasta el 2015, Argentina pidió renegociar el ACE 55, un acuerdo automotriz que entró en vigor en el 2003 entre México y el Mercosur, integrado además por Paraguay y Uruguay.

Tras la respuesta negativa de renegociar el ACE 55, Paglieri entregó al gobierno mexicano un documento en el que expone las áreas de interés para incrementar la apertura comercial entre las dos naciones.

Pero en general, Argentina ha implementado medidas proteccionistas. Por ejemplo, subió de alrededor de 400 a más de 600 el número de clasificaciones de productos que requieren licencias para poder ser importados, lo que representa una regulación que llega a tardar más de dos meses en algunos casos.

rmorales@eleconomista.com.mx