Cuando se incluye a la mujer en la fuerza laboral, los países crecen más rápido, así lo demuestran los estudios que ha realizado la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), “las empresas se benefician enormemente al aumentar las oportunidades, en cargos de liderazgo, para la mujer, pues se ha demostrado que aumenta su eficacia organizacional”, afirmó Mireya Beyruti Espinosa, directora general del Centro Operativo Santa Fe de GINgroup.

Durante su intervención en el foro La Mujer como Capital Humano en los Negocios, la Administración Pública y en la Propuesta del Nuevo Gobierno de la República, organizado por El Economista y GINgroup, la directiva expuso que más de 20% de las mujeres continúan siendo discriminadas en sus trabajos; 7 de cada 10 de mujeres mayores de 15 años han experimentado al menos un acto de maltrato en su vida. Y sólo 1 de cada 10 direcciones generales está a cargo de una mujer.

“Como mujer empresaria, considero una buena decisión dedicar los recursos y aplicar las medidas necesarias para crear ambientes que propicien la igualdad, la dignidad y el empoderamiento a la mujer”, indicó.

Expuso que de acuerdo con datos del Inegi, 43% de las mujeres forma parte de la Población Económicamente Activa y según datos de BID “si incrementáramos 4% la tasa de participación de la mujer en el mercado laboral, es decir subir de 43 a 47% la población de mujeres activas económicamente, esto se traduciría en un impacto positivo de crecimiento del PIB en 6 por ciento”.

Dado el proceso en el que se encuentra en el país, en donde se definirá al futuro, de cara a las elecciones presidenciales, Beyruti Espinosa sostuvo que “el apoyo a la mujer debe ser una política de Estado, porque apostar por la mujer, es apostar por el desarrollo nuestra nación y de la vida misma. Cada cambio, por pequeño que sea, contribuye en el tipo de comunidad que construimos, y con ello, el tipo de sociedad que queremos ser”.

Desde el ámbito empresarial en el que representa, dijo: “tenemos varios retos, uno de ellos está enfocado a identificar las necesidades, pero también el talento y las capacidades de las mujeres, para así crear los beneficios, incentivos y productos que estén específicamente dirigidos y adaptados para fomentar su crecimiento y desarrollo”.

Frente a mujeres de gran trayectoria, quienes también participaron en un panel hablando de sus compromisos para avanzar en el empoderamiento de la mujer en el país, sostuvo que la compañía ha creado “una membresía, es un derecho con el que las mujeres de GINgroup obtienen beneficios como: estudios clínicos con costos competitivos, además de seguro contra robo con violencia e incluso apoyo emocional”.

Lo anterior, es sólo un ejemplo de lo que las empresas en el país deben asumir como compromiso para impulsar a las colaboradoras, por ello, agregó, con el fin “de crear más oportunidades laborales dignas para las mujeres, GINgroup, como empresa con un fuerte liderazgo en México, está comprometida con la generación de condiciones, que permitan un entorno laboral de igualdad, entre mujeres y hombres, basado en los talentos y las capacidades, no en el género”.