Ocho grupos gasolineros del país crean una alianza que sumará 1,256 estaciones de servicio a nivel nacional, con el fin de obtener economías de escala para mejorar sus márgenes de operación rumbo a la apertura del sector en el 2018.

Los grupos que conforman la nueva agrupación son: Hidrosina, que es la mayor red del país con más de 200 estaciones; Corpogas, que durante una década fue el grupo con mayor volumen de venta de combustibles vendido en el país; Lodemo, que a su vez se subdivide en 10 grupos que trabajan en Quintana Roo y Yucatán; el recientemente formado por 150 empresarios del centro del país, Grupo Car-go; el grupo del sureste mexicano Esges y otros como Enerkom, Octan Fuel y Gasored. Su objetivo, aseguraron, será conformar la red de estaciones de servicio más grande del país. Por lo pronto, trabajarán en conjunto con Petróleos Mexicanos (Pemex) y esperan que a través de la competencia puedan lograr mejores precios de los combustibles que no sólo se reflejen en mayores ganancias para los aliados, sino que se trasladen en ahorros para el consumidor final.

Los clientes, en su visita a la estación, podrán no sólo cargar combustible, sino que contarán con modernos medios de pago, pudiendo efectuarlos en menor tiempo, al mismo tiempo que podrán liquidar sus recibos de teléfono y luz, por ejemplo, o recargar su teléfono celular o los tag de las autopistas urbanas , detallaron. En México hay 11,322 estaciones de servicio de la franquicia Pemex, que a partir del 1 de enero podrán cambiar el logotipo de sus negocios, proceso que debe tener una resolución de la Comisión Reguladora de Energía que desvincule los contratos de suministro con los de franquicia.

[email protected]