El apagón de la televisión analógica en Tijuana se ve poco probable de cumplir para abril próximo debido a la falta de recursos y la baja penetración de la televisión digital, aseguró Gerardo Soria, presidente del Instituto del Derecho de las Telecomunicaciones (Idet).

Además, dijo que es natural que el proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2013 no haya considerado una partida específica para dicho proceso debido a que no es atribución de la Cofetel la distribución de decodificadores.

La licitación y distribución de decodificadores era una atribución de la Secretaría de Economía , no es una labor de regulación, sino de política de telecomunicaciones , consideró Soria.

En octubre pasado, Mony de Swaan, presidente de la Cofetel, dijo que para el apagón analógico de Tijuana se requiere un presupuesto del orden de los 360 millones de pesos, mismos que obtendría la Cofetel del Fondo de Cobertura Social.

Mientras que, para realizar el apagón analógico en el norte del país, que está previsto también para el 2013, se requieren 2,400 millones de pesos, que serían para apoyar el segundo piloto en las ciudades de Mexicali, Juárez, Nuevo Laredo, Reynosa, Matamoros y Monterrey.

En aquel entonces, De Swaan hizo un llamado al Congreso de la Unión para que éste fuera más sensible a la necesidad de liberar recursos económicos.

PRESUPUESTO: FALTÓ PARTIDA

Marco Antonio Blásquez, secretario de la Comisión de Comunicaciones y Transportes del Senado, también había dicho que el Presupuesto de Egresos de la Federación 2013 debía considerar una partida específica para la transición digital de la televisión.

El proyecto de Presupuesto de Egresos no asignó una partida para adquirir los decodificadores y antenas que se requerirán para el apagón analógico de la televisión, previsto para abril del 2013.

[email protected]