La fase de exploración de la mina La Colosa, que se ubica en departamento colombiano de Tolima y es considerada una de las minas más grandes del mundo, toma dimensiones cada vez más atractivas.

Luego de que los estudios del yacimiento aseguraran que los recursos inferidos son de 24 millones de onzas y no de 12 millones de onzas cómo se había manejado anteriormente motivaron a que la empresa AngloGold Ashanti invierta en lo que resta de la etapa de exploración cerca de 300 millones de dólares.

Rafael Herz, presidente de la compañía que se especializa en la producción de oro, con presencia en cuatro continentes, precisó que si bien los recursos inferidos son mayores es necesario continuar con los estudios y análisis para definir cuántos recursos en realidad se pueden producir, porque por lo general no todos se pueden extraer de las minas.

Se espera que la etapa de exploración de la mina La Colosa culmine en el 2015. Además se estima que si se continúa con el proyecto se podría obtener una producción mínima de 600,000 onzas que podría alcanzar las 800,000 onzas anuales.

La firma, que actualmente tiene restringidos los permisos de agua por Cortolima debido a que se considera que la cuenca del río Cuello están agotados, insistirá en que se recapitule en las interpretaciones ambientales de este organismo.

Herz señaló que la compañía no aspira a cambiar la vocación económica de la zona, sino que invertirá para apoyar su desarrollo agropecuario, de manera que se puedan realizar las dos actividades. El directivo AngloGold

Ashanti se mostró confiado en que las normas para el sector se aclaren pronto con la puesta en marcha del nuevo código de minas, el cual empezará su proceso de consultas previas y se presentará en la próxima legislatura.

Contenido de la Red Iberoamericana de Prensa Económica