A pesar de la resolución de la Suprema Corte, que invalidó el artículo 131 de la ley, es poco probable que el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) fije una tarifa cero en interconexión, por lo que se esperaría una tarifa intermedia basada en un modelo de costos, de acuerdo con analistas.

Jorge Fernando Negrete, director de Mediatelecom Policy &Law, opinó que el mensaje de la Corte fue positivo al ser decisión por unanimidad.

Va a restituir la vida económica del sector. No hay ningún país en el mundo donde la autoridad no regule las tarifas de interconexión o no se paguen; por el contrario hay sistemas de pago que les permite garantizar el mantenimiento y expansión de las redes. En Latinoamérica las tarifas de interconexión sirven para la expansión de redes y para dar servicios en áreas rurales y conurbadas , comentó.

Agregó que ahora el IFT podrá ejercer su facultad regulatoria y hacer estudios económicos para determinar una tarifa justa, que no afecte ni al preponderante ni a sus competidores.

Por su parte, Alik García, analista de Intercam Banco, estimó que el IFT no determinará una tarifa como la que determinó asimétricamente en marzo del 2014, pero tampoco implantará a una tarifa cero por su cuenta.

Lo más seguro es que estaremos en un punto intermedio, para lo cual el instituto tendrá que desempolvar su modelo de costos en los siguientes meses . En tal sentido, García explicó que la perspectiva de ingresos de AMX para el 2018 se verá beneficiada tras esta determinación, y también la de los restantes meses del 2017 por la posibilidad de que los competidores comiencen a incrementar precios finales en anticipación a un próximo cobro por los servicios de interconexión.

Puntualizó que es prematuro estimar cuántos ingresos potenciales podrá recuperar AMX tras la decisión de la SCJN, dado que todo dependerá de la tarifa que decida aplicar el IFT.

Antes de la eliminación de la tarifa de interconexión en agosto del 2014 por parte del Congreso, el IFT ya había determinado en marzo de ese mismo año una tarifa asimétrica haciendo uso de su modelo de costos , refirió.

Esta tarifa determinada por el instituto se aplicó un par de meses antes de su posterior eliminación. La tarifa era de 0.2045 pesos por minuto por los servicios de terminación conmutada en usuarios móviles bajo las modalidades el que llama paga o el que llama paga nacional .

Por su parte, The Competitive Intelligence Unit ya había advertido que en caso de que la Corte concediera el amparo a Telcel, se limitarían las oportunidades de inversión, aunado a la elevada probabilidad de permanecer rezagados en términos de eficiencia operativa, de desarrollo de infraestructura y mejora en la calidad de los servicios.

Al mismo tiempo que existirían altos riesgos de reconcentración o, en el mejor de los casos, de retraso en la desconcentración del mercado.

[email protected]