Televisión Azteca y Televisa no cederán en sus acciones contra Dish México, luego de que el regulador de las telecomunicaciones confirmara que es procedente llevar a los sistemas de cable las señales de televisión abierta con cobertura superior a 50% del territorio nacional.

El pleno del Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel) confirmó la noche del viernes en una sesión extraordinaria que Dish y eventualmente otras empresas de televisión de paga pueden llevar a sus plataformas los canales 2 y 5 de Televisa, así como el 7 y 13 de TV Azteca sin que expresamente deban contar con el permiso de las televisoras para esta acción, dado que es una obligación avalada en la reciente reforma al sector bajo los conceptos del must carry y must offer.

Esta acción del Ifetel, que para los analistas da en parte la razón a Dish México, provocará que las televisoras arrecien sus posturas con la plataforma de TV restringida propiedad de MVS Comunicaciones.

Se espera que Televisa y TV Azteca refuercen sus posturas con distintos amparos contra la decisión del Ifetel, hasta que la Suprema Corte de la Nación (SCJN) no resuelva en definitiva si es procedente la retransmisión de las señales de televisión abierta en televisión restringida y si el Ifetel tiene competencia para pronunciarse al respecto.

Las televisoras igualmente pueden centrarse en su estrategia de evidenciar que en la alianza Dish-Telmex por la facturación y cobranza de los recibos de Dish existe un acuerdo comercial más allá del que ambas empresas dicen haber conformado hace cinco años.

Las dificultades de las televisoras en este rubro será demostrar con pruebas fehacientes y no con filtraciones en medios que Telmex y Dish han vulnerado la legislación mexicana en el sector y eventualmente las leyes estadounidense en materia de comercio y competencia, dijeron analistas consultados por El Economista.

Retransmisión cuestionada

Haz clic en la imagen para ampliarla

IFETEL DA CERTEZA

Por ahora, la decisión del Ifetel de avalar el must carry y el must offer envía una señal de que mantiene el interés de mejorar la regulación en el sector de las telecomunicaciones, pero debe mostrarse cuidadoso, dado que una lluvia de amparos contra sus decisiones puede afianzarse en los próximos días.

Fue una decisión oportuna y necesaria (avalar el must carry y el must offer) para poner así un orden sobre un tema que es fundamental en la reforma (constitucional en materia de telecomunicaciones). Se requiere de un regulador fuerte que ejerza a plenitud sus atribuciones y es lo que comenzamos a ver en esta etapa de la historia. Sin embargo, la guerra litigiosa aquí no termina. Es un hecho que Televisa y TV Azteca se ampararán, hasta que la Corte resuelva en definitiva los alcances de dos derechos: el relacionado con el must carry y el must offer y el de derecho de autor , conceptos en los que se basan Dish y las televisoras para sostener sus argumentos, expuso Gabriel Sosa Plata, analista en telecomunicaciones.

DISH GANA A MEDIAS

El hecho de que el Ifetel haya determinado que Dish y las demás proveedoras de televisión por cable sólo pueden llevarse a sus sistemas los canales 2 y 5 de Televisa, y por tanto la filial de MVS debe bajar al Canal 9, evidencia que el regulador trata de ser equilibrado y de conducirse con legalidad, con base en lo que puede interpretar de la reforma constitucional mientras el legislativo diseña el paquete de leyes complementarias.

La noche del viernes, el Ifetel estableció que el Canal 9 de Televisa no es un canal con cobertura suficiente para declararse como señal nacional, lo que obliga a Dish a remover esa frecuencia de su plataforma, una vez que la había integrado a mediados de año.

Incluso, si Televisa lo considera necesario y con la decisión del Ifetel como base, puede iniciar una acción para obligar a Dish a compensarle la retransmisión sólo del Canal 9, afirmó Agustín Ramírez, presidente de la Asociación Mexicana de Derecho a la Información (Amedi).

Este si será un problema a futuro para Dish. Se adelantó a subir los canales que a su parecer cubrían 50% del territorio nacional y ahora el regulador dice que el Canal 9 no cumple este requisito. ¿Qué hará Dish? Bajar la señal, lo que no implica que Televisa le cobre en tribunales (pueden ser los locales) el costo de la retransmisión pues ahora que el Ifetel dice que este canal no debió subirse, Dish lo hizo sin autorización del 'dueño' de la señal y por ello debió pagar una tarifa , dijo.

En su resolución del viernes, el Ifetel decidió abrir una investigación sobre Dish para dilucidar si mantiene una relación comercial indebida con Telmex. Esto, a decir del analista en telecomunicaciones Jesús Romo, deja una victoria parcial para Dish.

TELEVISORAS ARRECIARÁN SU GUERRA

La decisión del Ifetel es apenas un avance en la discusión sobre must carry y must offer, pero no se ha llegado al fondo de la controversia.

Dish y los concesionarios de TV de paga ganan certeza sobre los canales que pueden retransmitir si cumplen con criterios de gratuidad. No sé qué tanto quieran insistir en litigar derechos de autor (...) Hay que recordar que la regla de gratuidad es transitoria, pues la Constitución indica que al existir condiciones de competencia en mercados de radiodifusión y telecomunicaciones pierde vigencia el must carry gratuito y se transita hacia lo que debe ser: un acuerdo entre concesionarios para el pago de la señal retransmitida en donde el IFT puede fijar una tarifa de costos si no se llega a un acuerdo , dijo Jesús Romo.

En cualquier caso, los analistas coinciden en que la guerra de Televisa-TV Azteca contra Dish-Telmex arreciará y el Ifetel tendrá un escudo y arma de acción sólo con el paquete de leyes secundarias que echen a andar en pleno la reforma al sector.

La única posibilidad para que ello no ocurra es que la ley secundaria regule adecuadamente y que las empresas en conflicto estén satisfechas de su contenido, pero ello es muy poco probable que ocurra , sentenció Gabriel Sosa Plata.

nicolas.lucas@eleconomista.mx