Posterior a la realización del Cemex Day, donde Cementos Mexicanos (Cemex) detalló sus planes de crecimiento en un mediano plazo, analistas evaluaron de manera positiva la estrategia de la compañía, que tiene como meta crecer su EBITDA 78% para el 2017, así como disminuir su apalancamiento.

El plan de la compañía nos parece ambicioso, Cemex cuenta con la capacidad para aprovechar las oportunidades que se presenten, sobre todo en Estados Unidos (recuperación económica) y México (programa nacional de Infraestructura). Consideramos a Cemex como una opción de mayor plazo, en donde los resultados esperados comenzarán a reflejarse gradualmente , explicó Marco Medina, analista financiero de Grupo Financiero Ve por Más.

Cabe recordar que en el 2008 la cementera mexicana vio agrietarse sus finanzas, debido a complicaciones internas, así como a situaciones coyunturales de la economía. Tuvo pérdidas millonarias debido a la inversión en derivados, instrumentos financieros que usaba de forma regular para cubrir obligaciones contingentes. Además, un año antes la empresa sufrió la nacionalización de sus operaciones en Venezuela y la caída en el mercado de viviendas en EU, que redujo sus volúmenes de ventas en un momento en que tenía una deuda cercaNa a los 3,500 millones de dólares producto de la adquisición de la cementera australiana Rinker.

El objetivo principal ahora es recuperarse operacionalmente. Las tendencias en EU han sorprendido positivamente en los últimos trimestres y mientras eso continúe vemos una valuación muy atractiva. Cemex es (...) el principal jugador del cemento en México. Hay importantes oportunidades en otras regiones donde participa , refirió UBS, en un reporte.

Estima que este año el gobierno dará inició a su plan de infraestructura y que en EU los sectores residencial, industrial y comercial han tenido una sólida demanda.

[email protected]