La compañía aérea American Airlines anuló por precaución hasta el 3 de septiembre todos los vuelos que tenía previstos con aviones Boeing 737 MAX, cuya flota sigue paralizada tras dos accidentes que causaron 346 muertes.

Las empresa, que había cancelado esos vuelos hasta el 19 de agosto, estimó en un comunicado que los Boeing volverán a "ser certificados próximamente" por la autoridad de la aviación civil estadounidense (FAA), por lo que decidió la prórroga para permitir a sus clientes y sus equipos organizarse en mejores condiciones.

American Airlines, que opera 14 MAX, cancelará en total 115 vuelos.

Los accidentes de Lion Air en Indonesia, a fines de octubre de 2018, y de Ethiopian Airlines, en marzo pasado, dejaron al descubierto el mal funcionamiento del sistema antibloqueo MCAS que equipa a los 737 MAX.

Boeing trabaja actualmente en la elaboración de una versión modificada de este programa informático específico del modelo 737 MAX y espera que luego la FAA y sus pares extranjeros los autoricen nuevamente a volar.

La gestión del tema por Boeing y la revelación de que mantenía estrechas relaciones con la FAA provocaron una crisis de confianza entre las empresas estadounidenses y el público, los pilotos y una parte de las agencias mundiales de regulación de la aviación civil.