La aerolínea estadunidense American Airlines (AA por sus siglas en inglés) confirmó hoy que planea el recorte de unos cuatro 1,400 empleos antes de que concluya 2012, unos diez meses después de que la compañía se acogió a la ley de bancarrota.

Un vocero de la aerolínea informó que en las próximas semanas unos 11,000 empleados han recibido o recibirán notificaciones de advertencia de que pueden perder su empleo, según lo requieren las leyes federales.

Las notificaciones fueron enviadas a 3,000 trabajadores en la zona de Dallas-Fort Worth en Texas, 3,000 más en Tulsa (Oklahoma), así como 1,367 en Miami (Florida), 1,100 más en Nueva York y Newark (Nueva Jersey) y 900 en Chicago (Illinois).

Los más afectados son mecánicos, empleados de piso, y entre los menos pilotos y sobrecargos, de acuerdo con los informes.

En el caso del Aeropuetrto Internacional de Miami, unos 1, 367 empleados serían afectados, mientras que otros 47 del Aeropuerto de Hollywood en Fort Lauderdale, de acuerdo con la Notificación de Ajuste del Empleado presentada por AA ante las autoridades de Florida.

El gobernador de Florida, Rick Scott, lamentó la noticia y pidió a los sindicatos, a la Cámara de Comercio de Miami y otros grupos, desarrollar un programa de transición para asistir a los desempleados como una prioridad .

American Airlines y su matriz AMR se acogieron en noviembre pasado voluntariamente al Capítulo 11 de la legislación estadunidense que regula los procesos de quiebra y permite mantener las operaciones normales del negocio.

Para la aerolínea con presencia en más de 50 países, el aumento de los costos laborales y del precio del combustible, hicieron crecer la deuda de la aerolínea, que tuvo pérdidas valoradas en 162 millones de dólares en el tercer trimestre del año pasado.

MFH