América Latina, exceptuando a México, es la región del mundo de más rápido crecimiento de la compañía alemana Volkswagen ya que el año pasado vendió 419,200 vehículos, 25% más que los 335,400 del 2016, informó hoy la empresa europea.

"El crecimiento más importante de la compañía se está generando en América Latina y China", afirmó en una rueda de prensa el responsable global de Ventas, Mercadeo y Posventa de la Volkswagen, Jürgen Stackmann.

El ejecutivo aseguró que esto se debe, principalmente, a la estrategia que ha realizado la compañía en la región, a donde ha llegado con nuevos automóviles como el Polo, el Virtus, la Tiguan y el Jetta.

"Esta tendencia se debe principalmente a nuestros nuevos productos y nuestra decisión de capacitar plenamente al equipo regional de América del Sur para impulsar soluciones locales, tomar decisiones rápidamente y centrarse completamente en las necesidades de los clientes sudamericanos", añadió.

El pasado mes de abril, la compañía vendió 42,100 vehículos en Latinoamérica, un aumento de 32.2% con respecto al mismo mes del 2016.

Por otra parte en 27 países de Latinoamérica, sin contar a México, Brasil y Argentina, a la que la empresa llama Región LAM, "el año pasado creció a un ritmo de 36% y es uno de los mercados más importantes" para la compañía.

Se prevé que Volkswagen venda 50,000 vehículos en esos 27 países.

Este crecimiento, según el ejecutivo, obedece a la nueva estrategia de la compañía con la que busca "ser parte de la región para entender cómo actuar" y detalló la estrategia para hacerlo es "bastante similar" en todos los países de la zona.