América Latina requiere comprender con velocidad los factores de transformación que están empujando a los principales desafíos de la región, pues estimaciones indican que 47% de las ocupaciones actuales están en riesgo, explicó José Manuel Salazar-Xirinachs, Director Regional de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

En el marco del panel sobre El Futuro del Empleo en México expuso que a la presión sobre los mercados laborales que genera el bono demográfico, se suma la necesidad indiscutible de formar a nuevos operadores del futuro cuyo perfil es cada vez más demandante.

En el sentido optimista, es posible reconocer que, si bien habrá sustitución, también se producirá la complementariedad y aumento de las capacidades humanas. Por cada empleo ‘común’ perdido, otros tres serán creados con la explosión de innovación , detalló.

NOTICIA: 25 millones de personas desempleadas en América Latina: OIT

En ese sentido, el ‘operador del futuro’ debe contar con competencias como la capacidad para lidiar con máquinas inteligentes; habilidad para la adaptación, observación, medición y decisión. Asimismo, ser capaz de aprender a aprender y a adaptarse, siendo consciente de que la innovación es hecha por las personas. Los mejores trabajos demandan estas competencias , dijo, José Manuel Salazar.

Ante este escenario de alto nivel de cambio en las plataformas tecnológicas de producción, el director Regional de OIT reflexionó sobre el impacto del envejecimiento de la población y la ventana de oportunidad que representa el bono demográfico.

Para el año 2050, la población de América Latina tendrá cerca de 155 millones de adultos mayores. Esto representa el 20%, lo que significa que los sistemas de protección social enfrentarán mayor presión. De igual forma, el incremento que vivimos en la base poblacional de jóvenes, representa un alto potencial siempre que estén debidamente educados, de lo contrario pesará sobre ellos la sombra de sumarse al segmento de personas que no estudian ni trabajan o NiNis .

NOTICIA: OIT urge a potenciar empleo sostenible

En el contexto de la llamada Cuarta Revolución Industrial, se está produciendo la transformación de las ocupaciones. La demanda por nuevas calificaciones avanzadas aumenta y la obsolescencia de las habilidades existentes se acelera.

Con ello emerge el incremento del riesgo de mayor desigualdad. Los trabajadores con altas calificaciones y ‘conectados’ ganan; pero aquellos con bajas calificaciones y ‘desconectados’ pierden , citó José Manuel Salazar al referirse al estudio de Hollowing.

NOTICIA: México va a la OIT sin disminuir simulación patronal

Por lo que el cambio acelerado en el perfil de habilidades de la Cuarta Revolución Industrial reta a los sistemas de educación formal y de Formación Profesional y pone el foco en una Agenda de Desarrollo del Talento Humano.

abr