El presidente Donald Trump reveló en privado a senadores republicanos que sus amenazas de sacar a Estados Unidos del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) es una táctica de negociación, aseguró la publicación Inside US Trade.

En una reunión este martes con la bancada republicana del Senado, Trump comentó que Estados Unidos debe amagar con el retiro de Estados Unidos del TLCAN para que Canadá y México negocien de manera más seria.

“El presidente dijo que no había manera de conseguir los cambios que necesitábamos, a menos que saliéramos, y después tuviéramos seis meses para negociar”, afirmó un senador republicano partidario del acuerdo comercial.

Durante el encuentro, Donald Trump pidió a los legisladores confiar en su capacidad de lograr un mejor acuerdo.

“(La estrategia) puede ser una opción que el presidente cree que debe usar para orillar a México a negociar y así lograr lo que quiere, lo cual es un desequilibrio comercial, lo entiendo, pero creo que podemos hacerlo de manera diferente sin provocar un shock”, dijo el senador por Kansas, Pat Roberts, al medio.

El 26 de abril, la prensa informó que el gobierno de Trump estaba redactando una orden ejecutiva dirigida a la retirada potencial de Estados Unidos del TLCAN entre los Estados Unidos, Canadá y México. Sin embargo, más tarde ese día, Trump anunció que había decidido no terminar el TLCAN “en este momento”, sino que en cambio buscaría una renegociación del acuerdo. Semanas después, Trump hizo amenazas similares.

“México no está feliz (...) Ojalá podamos renegociarlo, pero si no podemos, vamos a terminarlo y empezaremos de cero con un acuerdo real”, destacó recientemente el mandatario.

En tanto, Wilbur Ross, secretario de Comercio, declaró que Estados Unidos no se encuentra en posición de ofrecer ninguna concesión a cambio de las que ha solicitado a México y Canadá en las negociaciones del TLCAN.

En una entrevista transmitida este miércoles por el canal CNBC, Ross aceptó que la actitud negociadora de EU es difícil tanto para México como para Canadá.

“Estamos tratando de hacer algo complicado. Estamos pidiendo a dos países que dejen algunos privilegios que han disfrutado por 22 años. Y no estamos en una posición para ofrecer nada a cambio”, afirmó Ross.

Añadió: “No sé si obtendremos cada una de las cosas que queremos. La pregunta es si obtendremos lo suficiente como para que valga la pena (la renegociación del acuerdo)”.

Asimismo, en un acto público realizado en Nueva York, Ross destacó que el presidente Donald Trump busca cambios sustanciales al TLCAN, y que si no los obtiene, Estados Unidos se retirará del acuerdo.