Amazon.com anunció el jueves la compra de la farmacia online PillPack, en un pequeño pero significativo paso para ingresar de lleno en la industria de salud de Estados Unidos que provocaba una baja acentuada de las acciones de distribuidoras de fármacos y minoristas.

La decisión era esperada hace mucho por los inversores en compañías establecidas de la industria de salud que por largo tiempo han temido que la mayor cadena minorista del mundo irrumpiera en el complejo negocio de fármacos de Estados Unidos.

El acuerdo por PillPack, que organiza y entrega medicinas bajo receta, la dejará en competencia directa con los actuales distribuidores y minoristas como CVS Health y Walgreens Boots Alliance en Estados Unidos.

“La adquisición de PillPack por Amazon es un disparo de advertencia sobre la que está por convertirse en una batalla a gran escala dentro de la industria de farmacias”, dijo Neil Saunders, director gerente de GlobalData Retail.

Amazon, Berkshire Hathaway y JPMorgan anunciaron en enero una “asociación”, diciendo que los costos sanitarios estadounidenses estaban subiendo demasiado rápido y reteniendo el crecimiento económico. Las tres empresas dijeron que usarían análisis de big data y otras herramientas de alta tecnología para mejorar la atención y reducir los residuos.

Walmart Inc estaba estudiando comprar PillPack por menos de 1,000 millones de dólares, informó la CNBC en abril. PillPack, de capital privado, da servicio a clientes que toman muchas prescripciones diarias y entrega medicamentos en dosis prefijadas, coordinando reposiciones y renovaciones de prescripciones. Se prevé que el acuerdo se cierre durante la segunda mitad del año.

Lanza su propio servicio de repartos

Los paquetes de Amazon, que usualmente llegan en un camión de UPS, un vehículo sin marcas o en las manos del cartero, pudieran ser entregados muy pronto por una camioneta del propio gigante minorista en línea.

Amazon ha estado buscando formas de tener más control sobre la forma en la que entrega sus mercancías. Con el programa lanzado, contratistas en todo Estados Unidos pueden iniciar servicios para entregar los paquetes de Amazon. El paso le da a la compañía más formas de repartir sus paquetes sin tener que depender de UPS, FedEx y otros servicios de paquetería.

Amazon dice que con esas furgonetas en los caminos, más compradores podrán seguir sus paquetes en un mapa. (con información de AP)