Si el gobierno federal no implementa un programa de estímulos fiscales para impulsar la recuperación económica post Covid-19, México está condenado a crecer 1.5% para el 2022, advirtió la American Chamber of Mexico (AmCham).  

“Las economías desarrolladas están avanzando de manera importante y la aplicación de estímulos fiscales ha sido clave para empujar la recuperación, como en el caso de Estados Unidos que crece a un 6.4%”, comentó Luis Foncerrada, asesor económico de AmCham México.

A través de un comunicado, el analista económico del organismo empresarial estadounidense aclaró que si bien la economía mexicana podría crecer 5.4% para el cierre del presente año, en el 2022 apenas se alcanzaría 1.52%, ante la ausencia de medidas gubernamentales que incentiven la recuperación económica.

"La recuperación de México se explica principalmente por los estímulos en la economía de Estados Unidos y un aumento del consumo en medida que avanza el plan de vacunación”, dijo Foncerrada.

Como parte de un diagnóstico sobre indicadores recientemente registrados sobre la economía mexicana hacia la recuperación en el primer semestre del año, Foncerrada estableció: “para lograr una recuperación significativa, México necesita impulsar la inversión, con condiciones de certeza jurídica y claridad en las reglas del juego”.

Por tanto, el asesor económico de AmCham destacó que México aún tiene camino por delante, ya que los indicadores macroeconómicos reportan cifras positivas, pero falta que exista un soporte del lado gubernamental para repuntar la actividad.

Durante el primer trimestre de 2021, la economía mexicana registró un aumento en el PIB del 0.8% respecto al trimestre previo, sin embargo, en comparación con el mismo periodo del año pasado, aún se percibe una disminución del 2.8%.

“En ausencia de medidas adicionales, México puede esperar un crecimiento del 5.4% para 2021 pero de apenas 1.52% para 2022”, sentenció Luis Foncerrada.

De acuerdo con las últimas estimaciones sobre la economía mexicana, la Secretaría de Hacienda tiene una previsión más optimista que ronda en 6.5% anual. Mientras que los especialistas del sector privado esperan un repunte 5.2%, según el último sondeo del Banco de México (Banxico).

Aunque existen factores a la baja que podrían romper con esta expectativa, y es que México experimenta una debilidad en el mercado interno y en el consumo, lo cual podría llevar a desperdiciar el impulso proveniente de una mayor demanda de EU.

“La AmCham contribuye de manera importante al crecimiento económico de México y al desarrollo social del país, ya que las 1,100 empresas que agrupamos representan el 21% del PIB nacional y generan 2.5 millones de empleos formales directos”. Las empresas afiliadas a la AmCham exigen certeza jurídica para las inversiones, pues sostienen que con mayor transparencia, leyes y normas que se cumplan, se impulsará el atractivo de México.

kg