El director de la Facultad de Turismo de la Universidad Anáhuac, Francisco Madrid, consideró que el incremento de 17.7% en las divisas turísticas durante enero (sumaron 2,288.9 millones de dólares) es consecuencia del nuevo sistema de recopilación de datos que realiza el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), lo cual está dando la importancia que tienen los turistas que llegan al país en avión.

A pesar de que la Unidad de Política Migratoria de la Secretaría de Gobernación reportó una baja de 0.3% en las llegadas aéreas de visitantes internacionales al país en el primer mes del año, respecto a igual periodo del 2018, el instituto reportó un aumento de 0.06 por ciento.

Este segmento generó 1,879.1 millones de dólares en enero (lo que significó un aumento de 19.2%, luego de venir de una baja de 1.4% en igual mes del 2018) y representó 82% del total de los ingresos.

“Si los números de turistas aéreos se mantienen básicamente constantes, en un entorno actual de baja de tarifas, no hay razón específica del incremento, salvo que esté relacionado con el tema metodológico. Se supondría que el Banco de México estaba subestimando este gasto en el pasado. No es definitivo, pero hay que esperar más tiempo para tener una muestra robusta, pero luego de seis meses de levantamiento por ahí apuntan las cosas”, explicó.

Desde agosto pasado, con base en un convenio de colaboración, el Inegi es el responsable de generar y publicar, de manera periódica y permanente, la estadística de viajeros internacionales, lo que antes hacía el Banco de México, aunque se conserva la metodología.

Mejora en procesos de recopilación

El académico manifestó que, desde su perspectiva, ni antes ni ahora se han manipulado las estadísticas del sector y es claro que existe un proceso de mejora continua en los procesos de recopilación.

Pese al gran salto registrado en captación de divisas turística, Francisco Madrid reiteró que el turismo sigue viviendo momentos de desaceleración y que es necesario implementar acciones (entre ellas de promoción) para evitar que se vaya a generar una afectación mayor.

“Con la subestimación señalada es posible pensar que el gasto de enero de los turistas aéreos ya era lo que se gastaba hace un año. Estamos en niveles similares y de otra manera no se entiende”, señaló.

[email protected]