Dada la composición de los trabajadores subordinados, formales e informales, así como de los trabajadores independientes (que se tienen identificados como los que perciben el salario mínimo), no habría un impacto importante en caso de que se tome el acuerdo de subir a más de 73.04 pesos el salario mínimo.

David Kaplan, especialista de Mercados Laborales del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), explicó que de 7 millones 894,000 trabajadores identificados como los que perciben un salario mínimo como remuneración, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), son los independientes quienes representan el mayor número (con 4 millones 19,614 de trabajadores); mientras que los subordinados informales son 3 millones 536,190 y los subordinados formales representan apenas 338,908 trabajadores.

Estos últimos son el grupo de trabajadores que tendrían un impacto favorable con el incremento al salario, lo cual no sería un impacto importante, tal vez el primer aumento no tenga un impacto en empleos formales, muy pocos ganan el salario mínimo , detalló.

Comentó que hasta ahora los aumentos de salarios han sido muy pequeños por parte de la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami), desde 1992, y el mayor aumento real fue de 3.8% en 1997 , de ahí que sea difícil tener una estimación de cuál podría ser el impacto si se otorgaran aumentos sustancialmente mayores.

Pese a estar de acuerdo en que los ingresos salariales mínimos en el país deben modificarse e ir a la alza, el especialista de Mercados Laborales indicó que es indispensable cuestionarse sobre lo que vendría después de que se diera ese aumento, pues hay señales que indican que aumentarlo de más generaría una mayor informalidad o desempleo .

En su opinión, indicó, es muy difícil estimar el efecto faro (es decir el aumento que traería en salarios contractuales) porque no se han experimentado incrementos mayores .

Agregó que subirlo más sería contraproducente, por lo que se debe tener claro que éste se debe subir mientras no distorsione, y poner una meta especifica, un compromiso de largo plazo .

Cabe mencionar que en México se espera un pronunciamiento final por parte de la Conasami sobre un eventual incremento a los salarios mínimos, luego de que la Comisión Consultiva para la Recuperación Gradual del Salario llevará a cabo su sesión el próximo 30 de junio.

En tanto, el secretario del Trabajo, Alfonso Navarrete Prida, informó que el gobierno federal, quien negocia con los sectores empresarial y obrero, esperará el anuncio final de la Conasami para llevar adelante un acuerdo con los factores de la producción y acordar un incremento al salario mínimo.

[email protected]