Altos Hornos de México (AHMSA) invertirá 1,000 millones de dólares en los próximos dos años para la construcción de plantas de procesamiento en Coahuila y Durango, aseguró el presidente del Consejo de Administración de la compañía, Alonso Ancira.

En el marco del Quinto Congreso de la Industria Siderúrgica, el empresario dijo que los recursos se destinarán para entrar al mercado de aceros especiales, como el automotriz.

Comentó que el boom del sector automovilístico generó que el país se convirtiera en un clúster, cuya demanda de acero no se atiende por la industria nacional.

El directivo indicó que buscarán crecer en hojalata, pues México importa 500,000 toneladas, por lo que la siderúrgica pasará de una producción de 150,000 a 400,000 toneladas.

"Eso significa una planta de 350,000 toneladas más, cuya construcción demanda muchos empleos y en su operación requerirá de 600 a 700 empleos bien remunerados", agregó.

No obstante, precisó que el proyecto iniciará cuando las autoridades ratifiquen las medidas para evitar la competencia