Después de evaluar las condiciones de la subasta, Altán Redes, consorcio que opera y despliega la red compartida, decidió no participar en la licitación de espectro de la banda de 2.5 GHz, ideal para servicios móviles.

El consorcio dijo que, concentrará sus recursos en el desarrollo de la Red Compartida en la banda de 700 MHz.

La red compartida tiene una cobertura actual de más del 32.2% de la población. “Altán concentrará sus esfuerzos en el más rápido despliegue de la red, y seguirá atentamente las oportunidades que puedan surgir para complementar el espectro de cara a la implantación de 5G en la Red Compartida”.

Altán era el consorcio que había presentado Manifestación de Interés al Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), junto con otras cuatro personas morales.

Previamente, Eugenio Galdón, vicepresidente ejecutivo de Altán había dicho que el consorcio se había declarado interesado, aunque su participación no estaba definida.

La Red Compartida es uno de los proyectos de telecomunicaciones más importantes de los últimos años en México. Es una red de banda ancha móvil de tipo mayorista, neutral y no discriminatoria, en la banda de 700 MHz, que aumentará la cobertura de los servicios más avanzados de telecomunicaciones 4G-LTE por lo menos al 92.2% de la población mexicana. 

Su implementación es a través de una Asociación Público-Privada firmada entre ALTÁN Redes, el Organismo Promotor de Inversiones en Telecomunicaciones (Promtel) y Tele- comunicaciones de México (Telecomm). 

El Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) dio a conocer, este martes, que en la licitación de frecuencias en la banda de 2.5GHz, ideal para servicios móviles, únicamente van dos interesados entregaron al IFT la información y documentación establecida en las Bases de Licitación dentro del plazo previsto.