La Cámara de Diputados de Brasil aprobó el martes un proyecto de ley que prohíbe la compra de autos importados a los distintos órganos de gobierno, con excepción de los de uso especial .

La iniciativa surge luego de que Brasil tuvo un déficit de 7,515 millones de dólares en su balanza comercial de automóviles para transporte de personas en el 2011, con exportaciones por 4,376 millones e importaciones por 11,891 millones.

El proyecto fue aprobado por la Comisión de Constitución y Justicia con carácter de conclusivo, lo que implica que se turnará en automático al Senado.

A México, Brasil le fijó cupos libres de arancel que quedaron así: durante el primer año, el monto de las exportaciones mexicanas de vehículos no superará 1,450 millones de dólares. En el segundo y tercer año, el monto se incrementará a 1,560 millones y a 1,640 millones.

rmorales@eleconomista.com.mx