México se perfila a realizar una apertura estructural de su sector de servicios, donde tiene un equivalente arancelario de 44.3% por sus altas barreras regulatorias, de acuerdo con datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Esta liberalización se daría con cambios legislativos, tanto con las leyes secundarias derivadas de reformas constitucionales en competencia, energía y telecomunicaciones, como a través de nuevas iniciativas que presentaría el Ejecutivo federal al Congreso de la Unión, y a través de acuerdos comerciales internacionales.

México aplica un arancel promedio aplicado de alrededor de 4% a las importaciones de productos, lo que implica que las empresas locales productoras de mercancías enfrentan una férrea competencia global día a día. Pero esto mismo no ocurre con las compañías mexicanas prestadoras de varios servicios.

La integración comercial ha estado basada en las manufacturas, ahora llegó el momento de dar el gran salto a una mayor participación de los servicios , dijo Luz María de la Mora, directora de LMM Consulting, quien anticipó una liberalización también en el transporte y la banca.

El equivalente arancelario de barreras regulatorias en los servicios de México es mayor al de sus principales socios comerciales: Estados Unidos (6), Canadá (15.4) y la Unión Europea (6.7%), aunque está abajo frente a los países BRIC: (Brasil 55.5), Rusia (51.3), India (68) y China (67.9 por ciento).

Ildefonso Guajardo, secretario de Economía, anunció que el gobierno federal analiza presentar iniciativas para reducir restricciones a la Inversión Extranjera Directa (IED) a ciertos servicios. Este tipo de límites se aplica, por ejemplo, al transporte (aerolíneas, cabotaje marítimo, puertos, navegación y autotransporte federal).

Los topes a la inversión extranjera te pueden dar una limitación en el mercado innecesaria. Habría que ver los sectores, cuáles son los estratégicos y cómo debemos actuar en ese sentido , dijo.

El Acuerdo de Asociación Transpacífica (TPP, por su sigla en inglés), que negocia México con 11 naciones, abriría el mercado de telecomunicaciones y el comercio electrónico, al tiempo que la Alianza Pacífico integraría los mercados de valores de México, Colombia, Chile y Perú.

Este país no puede ser competitivo si no tenemos un sistema de competencia justo. Recordemos que la base legal del diseño de la ley secundaria va a ser un gran paso. Sin embargo no es lo único que necesitamos, los esquemas de desregulación sectorial son muy importantes , agregó Guajardo.

DIPUTADOS ACUERDAN FORO DE ANÁLISIS DE LEY DE COMPETENCIA

La Comisión de Economía de la Cámara de Diputados acordó realizar un foro, la próxima semana, con expertos para discutir a fondo la nueva Ley Federal de Competencia Económica que está por expedirse, a partir de la iniciativa promovida por el presidente Enrique Peña Nieto, como parte de la legislación secundaria en la materia pendiente.

A pesar de la prisa que los propios legisladores aseguran tener para concretar la reglamentación correspondiente, no pudieron acordar un calendario o ruta crítica para el desahogo del tema y ni siquiera la fecha del referido foro.

Entre los convocados a la discusión se espera la asistencia de Ildefonso Guajardo, secretario de Economía; Alejandra Palacios, presidenta de la Comisión Federal de Competencia Económica, y representantes de la cúpula del sector empresarial.

El foro tiene que ser la próxima semana porque el tiempo apremia , urgió Mario Sánchez Ruiz, presidente de la citada comisión ordinaria de trabajo, sin atinar a proponer una fecha precisa.

El trabajo debe acelerarse por parte de los integrantes de la propia comisión, consideró, para evitar que nos tomen con los dedos detrás de la puerta .

Lo único que se pudo acordar en la XI reunión ordinaria de ayer fue que la Mesa Directiva se reúna mañana para definir la fecha del foro y los participantes. (Con iformación de Rolando Ramos)