El presidente de la República, Enrique Peña Nieto aseguró ante la prensa internacional que impulsará el próximo año una reforma constitucional para abrir el sector energético estatal a la inversión privada.

En su primera entrevista con un medio extranjero desde que asumió la Presidencia, Peña Nieto declaró al Financial Times que no privatizará Petróleos Mexicanos (Pemex) pero que está decidido a promover la inversión privada en el sector energético nacional para impulsar su desarrollo.

Si esperamos a que Pemex, por sí mismo, obtenga una mayor capacidad operativa -para extraer petróleo y gas- estaríamos posponiendo lo que hoy representa una gran oportunidad de crecimiento y desarrollo , dijo el primer Mandatario.

Las reformas, detalló Peña Nieto, serán enviadas al Congreso la primera mitad del 2013 con la expectativa de que sean discutidas y aprobadas el mismo año.

Se trata de buscar un espacio para que el sector privado participe con el fin de fortalecer las capacidades del Estado , declaró Peña Nieto al medio estadounidense.

Las reformas constitucionales a las que alude el Presidente incluirían cambios al Artículo 28, que legitima la conformación del monopolio en manos del Estado con el objetivo de que realice funciones estratégicas, como la explotación del petróleo nacional.

También, se contemplarían modificaciones al Artículo 25, que define que el Estado tiene la obligación de operar de manera exclusiva las áreas estratégicas nombradas en el Artículo 28, entre las cuales están los hidrocarburos, que son propiedad de la nación.

PACTO POR MÉXICO

Los comentarios de Peña Nieto, consignó el Financial Times, disiparán la preocupación generada en el recientemente firmado Pacto por México entre las fuerzas políticas del país, en el que se aseguró que las reservas nacionales y de Pemex quedarían en manos del Estado. El compromiso 57 de dicho documento determinó que se abrirá la competencia en los terrenos de refinación, petroquímica y transporte de hidrocarburos sin privatizar las instalaciones de la paraestatal.

El Pacto anunciado también expresa que se le dotará a Pemex de los recursos suficientes para convertirla en una empresa estatal de carácter productivo.

El Presidente se negó a dar más detalles sobre sus propuestas de apertura y destacó que su proyecto no constituye una privatización, aunque aseguró: Estoy en favor de una reforma constitucional. Ésa es mi intención .

[email protected]