Los proyectos de refinación y logística de Petróleos Mexicanos (Pemex) requieren inversiones superiores a los 15,000 millones de dólares en los próximos cinco años para las cuales serán necesarias asociaciones público-privadas, aseguró Juan Marcelo Parizot Murillo, director de Comercialización de Transformación Industrial (TRI).

Únicamente para los planes de modernización de la infraestructura de refinación, la empresa requiere de más 12,300 millones de dólares, que aplicará principalmente en procesos de transformación de residuales como el coque, que incrementaría hasta en 20% su valor de mercado con las adecuaciones necesarias en su elaboración.

En tanto, los proyectos de logística para el transporte de destilados requerirán otras inversiones cercanas a 3,000 millones de dólares, aseguró Parizot Murillo en el Seminario Impactos de la Reforma Energética sobre Pemex, organizado por el Instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM.

Parizot Murillo detalló que la estatal necesita coquizadoras nuevas para tres de sus principales refinerías, con una capacidad conjunta de procesamiento actual de 890,000 barriles por día.

Los planes incluyen las refinerías de Salina Cruz, la mayor que tiene Pemex, así como para Tula y Salamanca, la segunda y cuarta más grande de la estatal.

El objetivo es establecer coquizadoras, incrementar lo que permite producir mayor cantidad de destilados con mayor valor, mantener e incrementar la participación de mercado , dijo.

Según el plan presentado por Parizot, Tula requeriría una inversión de 4,800 millones de dólares, Salina Cruz 4,100 millones de dólares y Salamanca 3,400 millones de dólares.

Menor presupuesto

De acuerdo con el Presupuesto de Egresos aprobado por la Cámara de Diputados, Pemex TRI se transforma en la subsidiaria de mayor tamaño de la estatal petrolera mexicana, al concentrar un presupuesto multianual de 631,426 millones de pesos, que equivale a 132% del presupuesto de la estatal para el 2016, y que se ejercerá a lo largo de los próximos tres años.

Si al presupuesto multianual asignado a esta nueva subsidiaria que concentrará las actividades de sus seis refinerías, 11 complejos procesadores de gas y cinco petroquímicas para llevar a cabo el suministro y comercialización de combustibles se añade el de Pemex Logística, una nueva filial de Pemex responsable del transporte y almacenamiento, el presupuesto para estas actividades es de más de 660,890 millones de pesos.

Aun así, resulta inferior en 23% al monto que fue asignado en el 2015 a Refinación, Gas y Petroquímica Básica y Petroquímica, subsidiarias que hasta este año realizaron las actividades que ahora abarca Pemex TRI.

De ahí que los principales proyectos de inversión productiva requerirán de socios, gracias al esquema que ahora permite la reforma energética para la estatal petrolera, refirió el director de Comercialización de Pemex TRI.

[email protected]