PepsiCo se ha convertido en un aliado de los productores, y a través de Sabritas, específicamente, “somos un motor en la producción de papa nacional”, afirmó Roberto Martínez, presidente de PepsiCo Alimentos México

 

Los números actuales de la empresa indican que 90% de las materias primas las compran en México, “no sólo la papa, sino el maíz, el trigo y otros insumos del campo, esto es una derrama de 21,000 millones de pesos por año. En ese sentido compramos el 20% de la producción de papa nacional en México y generamos por cada empleo directo, 1.4 empleos indirectos, aproximadamente un poco más de 41,000 empleos del campo mexicano dependen del trabajo de PepsiCo con estos agricultores”, expuso durante el Laboratorio de Soluciones: Cultivando nuestro futuro, organizado por El Economista y Yara. 

 

Asimismo dijo que hay un compromiso para atender temas como el de sostenibilidad de agroquímicos, mejorar la salud de los suelos, la seguridad y las mejores condiciones laborales de cada uno de los trabajadores del campo mexicano, “estamos migrando a sistemas mucho más tecnológicos, hoy estamos utilizando drones, inteligencia artificial e imágenes satelitales para realmente asegurar que el riego que hacemos en campo es adecuado, con la cantidad adecuada y el momento adecuado, esto nos ha permitido en algunos casos reducir hasta el 50% la cantidad de agua que utilizamos en esos campos”. 

 

Sostuvo que la sostenibilidad del campo mexicano es algo fundamental para el negocio, “el campo se ha mantenido incólume ante esta situación (de la pandemia), ha crecido y ha sostenido su producción para alimentar a todos los mexicanos. Consolidar estos sistemas alimentarios es importante y asegurar su sustentabilidad en el futuro lo hace también, todavía más importante”. 

 

Aunado a ello, la empresa mantiene la “agricultura por contrato”, lo que da certidumbre al productor, “tanto grandes como pequeños y medianos productores hacemos contratos con ellos de mediano y largo plazo para asegurarles que ellos van a tener comprada su producción una vez termine la cosecha, esto les da seguridad y la oportunidad de invertir y la oportunidad de tecnificarse y de capacitarse para tener un mejor rendimiento”. 

 

[email protected]