París.- Airbus anunció en víspera de la 49 edición del mayor salón de la aeronáutica, en Le Bourget (Francia), casi dos años de retraso de dos de sus tres versiones de su futuro avión de largo alcance A350, un anuncio que el grupo justificó por la demanda de mejoras a pedido de las aerolíneas clientes.

Luego de las dificultades en el lanzamiento del A380 y del avión de transporte militar A400M, Airbus, subsidiaria del grupo EADS, tiene una vez más un retraso en uno de sus programas. Pero esta vez, es para que los aparatos tengan mejores prestaciones, argumentó el grupo.

El A350 XWB es un birreactor de largo alcance desarrollado con materiales compuestos más livianos y con el que Airbus pretende hacer la competencia a los Boeing 777 y al nuevo 787 Dreamliner.

El fabricante de aviones europeo prevé tres versiones del nuevo modelo. En el A350-900 no se producirán cambios y prevé entregarlos a partir de finales de 2013.

Sin embargo, en la versión más corta A350-800, el constructor ha decidido "aplazar la primera entrega de 2014 a mediados de 2016", anunció a la prensa el director general delegado de Airbus, Fabrice Brégier, la víspera de la 49 edición del mayor salón de la aeronáutica.

Lo mismo sucederá con la versión más larga, el A350-1000, que será entregada a mediados de 2017 y no en 2015. El constructor quiere, en colaboración con el fabricante de motores Rolls-Royce, equipar este modelo con nuevos motores más potentes para aumentar así su radio de acción.

Con su motor Trent XWB, Rolls-Royce es la única empresa proveedora de motores de los futuros Airbus A350.

El anuncio no constituye una verdadera sorpresa ya que las aerolíneas clientes dieron a entender que habría cambios en esos aparatos. Airbus reconoció incluso que tomó esta decisión hace tres semanas.

"Tendremos un mejor A350-1000, como los clientes lo pidieron", subrayó Bregier. El director comercial del grupo, John Leahy, agregó que "si se piden mejoras, hay que esperar retrasos" en los programas.

Con los cambios, el nuevo A350-1000 tendrá una capacidad de transporte de 4,5 toneladas adicionales y un radio de acción más grande, lo que le permitirá competir directamente con el 777-300ER del estadounidense Boeing.

Estos retrasos afectarán principalmente a las compañías aéreas del Golfo, principales clientes de esta versión del A350.

En total 574 aparatos A350 fueron encargados, en su mayoría en su versión A350-900. Para los A350-1000 el constructor sólo tiene 75 pedidos.

El desafío es importante para el constructor. "El A350 es el programa más importante del momento", reconoció Louis Gallois, presidente ejecutivo de EADS.

Con este anuncio al margen, el grupo espera sumar más encargos el lunes con la inauguración oficial del salón de Le Bourget, luego de una feria en 2009 en donde el sector estaba en plena crisis.

El jueves pasado, Airbus registró dos encargos por más de un centenar de aparatos con las compañías aéreas de bajo coste Cebu Pacific (Filipinas) y GoAir (India).

En el tintero hay un contrato con la malasia AirAsia por una compra de 200 aviones A320 NEO ("New Engine Option"), con motores de última generación, pero las negociaciones "aún no están finalizadas", dijo Bregier a la AFP.

KLM