Grupo Aeroméxico y Aeromar solicitaron a la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) que considere confidencial la información entregada a principios del presente mes, como parte de la investigación de insumos esenciales en el mercado de servicios de transporte aéreo que utilizan el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) para procedimientos de aterrizaje y despegue (slots). La propuesta, de acuerdo con información publicada este martes, no fue aceptada.

Dichas empresas, junto con Volaris, VivaAerobus e Interjet, presentaron sus escritos de manifestaciones antes del pasado 12 de mayo, como establecían los tiempos de la investigación, en su calidad de usuarios del AICM.

Respecto de la solicitud relativa a la clasificación con carácter confidencial de la totalidad de la información presentada mediante el escrito se indica que no es posible acordar de conformidad en atención a los fundamentos legales y los razonamientos referidos en el acuerdo y se previene a Grupo Aeroméxico , respondió la Cofece.

Desde el 2014, Aeroméxico tiene un acuerdo comercial con Aeromar, a través del cual sus clientes pueden viajar a destinos como Ciudad Victoria, Colima, Tepic, Lázaro Cárdenas o Piedras Negras, mientras que la primera atiende demanda de viajeros dedicados a la industria del petróleo, al unir Reynosa con Poza Rica y Villahermosa.

Como incentivo, los pasajeros de las aerolíneas pueden acumular y redimir kilómetros premier y utilizar sus salones VIP.

Sobre el rol de esas empresas en el AICM, el dictamen preliminar de la Cofece destacó, entre los efectos anticompetitivos encontrados, que: para Grupo Aeroméxico y Aeromar se reportan combinaciones de rutas atendidas con altas frecuencias de vuelos y los indicadores más bajos de pasajeros promedio por vuelo, lo que implica un mayor consumo de horarios de aterrizaje y despegue respecto de los horarios empleados por sus competidores más cercanos.

Además, afirma que según los datos proporcionados en la investigación, Aeroméxico y Aeromar son los transportistas nacionales que requieren el mayor número de vuelos y, por lo tanto, de slots, por cada 1,000 pasajeros desde o hacia el aeropuerto capitalino.

alejandro.delarosa@eleconomista.mx