Grupo Aeroméxico, que opera la principal línea aérea del país, planea seguir reanudando vuelos el próximo año, aunque todavía existe incertidumbre vinculada al coronavirus en el sector, que podría ver una recuperación más allá de 2022, dijo el lunes un ejecutivo.

Aeroméxico, que desde finales de junio atraviesa un proceso de reestructura financiera bajo las leyes de Estados Unidos, ha estado reiniciando frecuencias en los últimos meses después de replegar sus operaciones debido a la caída en la demanda por la epidemia.

"Seguiremos trabajando en la reactivación, aunque mucho va a depender de los posibles rebrotes y todo este tema de la vacuna", afirmó Giancarlo Mulinelli, vicepresidente de Ventas Globales de la aerolínea.

Más temprano, la compañía informó que en diciembre incrementará el servicio hacia una decena de destinos domésticos y reanudará vuelos a varias ciudades en el extranjero, con lo que recuperaría un 84% del mercado local y un 41% del internacional.

Mulinelli dijo que el motor de la reactivación han sido los viajes a destinos vacacionales -como las playas- y las visitas a familiares tras la flexibilización del confinamiento, pero que hacia adelante al panorama continuaba siendo complicado.

"Nosotros estamos viendo una recuperación, si lo comparamos con 2019, hasta el 2022 y en algunos casos (como el segmento corporativo) hasta el primer trimestre de 2023", agregó el ejecutivo. "Todavía hay mucha incertidumbre".

Las acciones de la empresa cerraron el lunes en 4.48 pesos en la bolsa local, con una ganancia del 6.41%, en línea con el sólido desempeño del resto del mercado en medio de noticias positivas de una vacuna experimental contra el virus.