La Asociación Sindical de Pilotos Aviadores (ASPA) informó que la decisión de Grupo Aeroméxico de adherirse al Capítulo 11 en Estados Unidos es una herramienta jurídica para reorganizar su negocio y llegar a acuerdos con sus acreedores continuando la operación, lo que permite a una empresa sanear sus finanzas y dar continuidad a la fuente de empleo.

La dirigencia sindical de los pilotos informó que están convencidos “de que la responsabilidad para afrontar correctamente esta crisis es compartida entre accionistas, directivos y trabajadores”.

En ese sentido, la dirigencia sindical expuso que continuarán negociando, a solicitud de la empresa, un esquema de ayuda económica que contempla las necesidades reales de los trabajadores y de las aerolíneas del grupo, por lo que estaremos atentos al panorama, “toda vez que nuestros contratos colectivos de trabajo están amparados únicamente por las leyes mexicanas”.

En un comunicado de prensa destacaron que es importante que los pasajeros tengan la certeza de que “en ASPA somos pilotos profesionales y solidarios con nuestras empresas, así lo hemos demostrado durante los más de 60 años de vida de nuestro sindicato. Confiamos en que encontraremos esquemas que favorezcan a las fuentes de empleo y apoyen en la exitosa reestructura de Grupo Aeroméxico”.

kg