El sector del transporte aéreo mundial espera un beneficio récord acumulado de 33,000 millones de dólares en 2015, según datos publicados este jueves por la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA).

La progresión se debe al efecto combinado de la caída de los precios mundiales del petróleo y el fortalecimiento de la economía estadounidense, si bien el sector está teniendo un rendimiento "flojo" en América Latina, lastrado en particular por Brasil.

NOTICIA: Interjet se incorpora a la IATA

"Esperamos un beneficio neto de 33,000 millones de dólares en 2015", dijo Tony Tyler, director general de la IATA.

El anterior récord data de apenas 2014, cuando el beneficio neto acumulado fue de 17,300 millones de dólares.

Según el economista en jefe de la IATA, Brian Pearce, la caída del precio del queroseno explica esa "buena noticia" en 2015, y también el mejor uso de los aviones de las compañías.

Para 2016, el sector espera un nuevo aumento de sus beneficios, hasta 36,300 millones de dólares, lo que corresponde a un margen neto del 5.1 por ciento.

En 2015 se prevé obtener un margen neto de 4.6 por ciento.

Además de la caída de los precios del crudo, la mejoría también se debe a una "recuperación más rápida de lo esperado en la zona euro" y al fortalecimiento de la economía estadounidense.

NOTICIA: Volaris ya vale más que Aeroméxico

Según la IATA, las aerolíneas norteamericanas generarán "más de la mitad de los beneficios totales del sector tanto en 2015 (19,400 millones de dólares) como en 2016 (19,200 millones)".

En cambio, el desempeño de las aerolíneas latinoamericanas es "flojo", a causa de "la profundización de la crisis económica en Brasil, el bajo precio de las materias primas y unas fluctuaciones adversas de divisas", según reza un comunicado colgado en la web de la asociación.

Según sus pronósticos, las aerolíneas de la región terminarán 2015 con una pérdida de 300 millones de dólares, y se recuperarán en 2016 con un beneficio de 400 millones.

La asociación espera además que los resultados de las últimas elecciones en Venezuela y Argentina "resulten en un clima empresarial más propicio para las aerolíneas".

La IATA espera que la capacidad crezca en la región de América Latina un 5.6% en 2015 y un 7.5% en 2016, "gracias al fortalecimiento de la demanda de conexiones con América del Norte".

erp