Los empleadores estadounidenses anunciaron otros 115,762 despidos en agosto, encabezados por las aerolíneas, puesto que la pandemia de coronavirus está sofocando a la industria de viajes y la asistencia del Gobierno se está agotando.

Aunque los despidos reportados el jueves por la firma global Challenger, Gray & Christmas marcan una baja de 56% respecto a julio, llevaron el total de recortes de empleos en lo que va del año a un récord de 1.963 millones. El máximo anterior fue de 1.957 millones de desvinculaciones en 2001.

Las compañías estadounidenses anunciaron que planeaban abrir 160.411 posiciones en agosto.

"El principal sector donde se estuvieron eliminando puestos de trabajo el mes anterior fue el transporte, porque las aerolíneas comenzaron a tomar decisiones de reducción de personal ante los bajos volúmenes de viajes y la intervención federal incierta", dijo Andrew Challenger, vicepresidente senior de Challenger, Gray.

"Un creciente número de compañías que inicialmente había suspendido los despidos o emitió suspensiones laborales ahora están eliminando esas posiciones de forma permanente", explicó.

El reporte se da a conocer después de un informe revelado el miércoles que indicó que los empleadores privados de Estados Unidos contrataron a menos trabajadores de lo previsto en agosto. El dato por debajo de las expectativas eleva el riesgo de una crisis más profunda en el mercado laboral general durante agosto.

El Departamento del Trabajo divulgará su anticipado reporte sobre la creación de empleo nacional el viernes. Según un sondeo de Reuters entre economistas, las nóminas no agrícolas habrían aumentado en 1.4 millones de empleos el mes pasado, por debajo de las 1.763 millones de posiciones generadas en julio.