La aerolínea Iberia presentará un recurso legal el próximo noviembre para el despido de 6,000 trabajadores en el marco del plan de reestructuración para seguir operando, reveló hoy el diario ABC.

El denominado Expediente de Regulación de Empleo (ERE) surge por la pérdida de competitividad de esta línea aérea ante sus rivales de bajo costo, que le han generado 1.5 millones de euros de pérdidas operativas al día.

Los sindicatos en la empresa, encabezados por la Unión General de Trabajadores (UGT), Comisiones Obreras (CCOO) y los pilotos del Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas (Sepla), buscan para articular un frente común ante esta situación.

El propio consejero delegado del grupo, Rafael Sánchez-Lozano, remitió a comienzos de agosto una carta a todos los empleados en la que anuncia que serían afectadas las condiciones laborales los trabajadores sin excepción.

Se trata de una situación de verdadera emergencia que exige importantes sacrificios , indicó.

El plan de reestructuración fijaría reducciones salariales de 5%, la congelación de la antigüedad durante los dos próximos años y la supresión de la paga extra de abril en función de los resultados del grupo.

También podría afectar a las líneas de negocio de la compañía, con la venta de las áreas de Mantenimiento e Ingeniería y el abandono de la división de asistencia en tierra a los aviones, excepto en el aeropuerto madrileño de Barajas.

MFH