El presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), Eduardo Solis Sánchez, aclaró que la reanudación del ACE 55, no es "moneda de cambio" para que México retire el panel contra Argentina que presentó ante la OMC para impugnar medidas que afectan y restringen las exportaciones mexicanas a ese país sudamericano.

En entrevista, señaló que de hecho, dicho panel continúa por parte de otros países como Estados Unidos, Japón, además de la Unión Europea, por lo que los resultados que se obtengan también afectarán a México.

Por lo tanto, dijo, el panel continúa y los efectos que surja van a aplicar a todos los miembros de la Organización Mundial de Comercio (OMC), por supuesto incluyendo a México.

Cabe recordar que a finales de noviembre pasado, México solicitó de manera formal a la Organización Mundial de Comercio la conformación de un panel de solución de controversias.

El objetivo fue tratar de impugnar los obstáculos que Argentina impone a las exportaciones mexicanas por considerar que contravienen las reglas del organismo.

Tal solicitud formó parte de la estrategia conjunta de México con los gobiernos de Estados Unidos, Japón y la Unión Europea, para que todos impugnen las medidas de Argentina mediante el mismo mecanismo en la OMC.

Este viernes, los gobiernos de México y Argentina anunciaron que concluyeron las negociaciones del Cuarto Protocolo Adicional al Apéndice I del Acuerdo de Complementación Económica Número 55 (ACE 55), que permitirá restablecer el comercio bilateral de vehículos ligeros, con base en el acuerdo alcanzado el 14 de noviembre entre las asociaciones automotrices de ambos países.

Tanto el titular de la SE como la funcionaria argentina aseguraron que el acuerdo se logró gracias a la "voluntad política" de ambos gobiernos.

apr