Frente al agotamiento’’ del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), las delegaciones de legisladores que participan en la XLIX Reunión Interparlamentaria México-Estados Unidos acordaron su relanzamiento.

El TLC cumplió su función, dio sus rendimientos. Tuvo su éxito y ahora hay que programarlo hacia el futuro. O sea, cómo –ahora que se ha llegado a un nivel de agotamiento- poderlo relanzar con una serie de acciones entre los Ejecutivos y los Congresos para poder fortalecer a la región de Norteamérica frente a otras regiones del mundo’’, afirmó Ildefonso Guajardo Villarreal (PRI).

El presidente del Grupo de Amistad México-Estados Unidos informó que en la mesa en que se abordó, en privado, el tema Economía y Comercio, se concluyó que, en el comercio mundial, la región de Norteamérica ha perdido participación, mientras que la región Asia-Pacífico la ha aumentado.

La delegación estadounidense, reveló el priista nuevoleonés, comentó que el presidente Barack Obama se ha propuesto duplicar las exportaciones norteamericanas en los próximos dos años para incrementar dos millones de empleos en los siguientes cinco años.

Y para eso México tiene que jugar un papel clave, porque para que Estados Unidos sea competitivo a nivel global, tiene que tener a México como socio estratégico’’.

El senador Luis Alberto Villarreal (PAN), presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores, América del Norte, dijo que en el encuentro se habló de que el Congreso norteamericano pueda echar atrás el bloqueo al transporte de carga, así como en el tema del cobre y del atún.

rramos@eleconomista.com.mx