Los ministros de Comercio y Economía del Grupo de los 20 (G-20) acordaron avanzar en aspectos relacionados con la facilitación del comercio internacional, como un nuevo enfoque para impulsar la economía global y perfilar, después, un acuerdo de apertura multilateral.

El convenio es un giro en la posición que han mantenido 157 países para destrabar la llamada Ronda de Doha, una compleja negociación de la Organización Mundial de Comercio (OMC) que inició en noviembre del 2001 y abarca 20 temas.

El tema más importante -y lo obvio dentro de esta categoría de acuerdos que podrían alcanzarse de manera independiente- es la facilitación del comercio , dijo Pascal Lamy, director de la OMC.

INTEGRAR CADENAS GLOBALES, ?LA META

En reuniones celebradas el jueves y viernes, los ministros del G-20 coincidieron en que deben dar mayor importancia a las cadenas globales de suministro y pusieron sobre la mesa ejemplos como el que en la manufactura de un auto intervienen por lo menos 50 diferentes países, produciendo componentes o servicios.

Imponer medidas proteccionistas para restringir las importaciones sería el equivalente a, como se comentó también entre todos nosotros (los ministros), darse un tiro en el pie , dijo Bruno Ferrari, secretario de Economía, quien presidió las reuniones, a las que asistió Lamy.

Según datos de la OMC, 56% de todos los bienes comercializados alrededor del mundo lo conforman materias primas, partes y componentes industriales, a la vez que 73% de los servicios es insumo para producir bienes u otro tipo de servicios.

Esta reunión nos ha dado algo que no habíamos tenido durante mucho tiempo, que es una inercia, específicamente, en términos del problema de la facilitación del comercio, en donde hubo reconocimiento amplio por los países en desarrollo y desarrollados en la importancia de este punto , comentó Michael Punke, viceministro de Estados Unidos.

En un comunicado conjunto, Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica reconocieron que la facilitación comercial puede tener un dinámico efecto sobre la competitividad y la integración económica .

rmorales@eleconomista.com.mx