Las actuales legislaturas de México y Estados Unidos difícilmente votarán la nueva versión de Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), porque no se ha logrado un acuerdo en principio, estimó Ildefonso Guajardo, secretario de Economía.

El funcionario argumentó que el proceso de aprobación de un pacto comercial como éste requiere de un periodo de 90 días entre la intención de firmarlo y el día de la firma, lo que acorta demasiado la posibilidad de discutirlo tanto en el Congreso estadounidense, como en el Senado mexicano.

Guajardo declaró este martes que no prevé que se alcance un acuerdo en principio sobre la renegociación del TLCAN durante la presente semana.

“No creemos que tengamos todas las negociaciones, no es fácil. No creemos que se dé de acá al jueves”, dijo Guajardo en una entrevista con Televisa.

Paul Ryan, quien controla la legislación en la Cámara de Representantes, estableció el límite del 17 de mayo en comentarios entregados el miércoles a la Ripon Society en Washington y publicados el jueves.

"Tenemos que tener el documento, no solo un acuerdo, tenemos que tener el documento, de la USTR antes del 17 de mayo para que votemos sobre él este año, en diciembre", dijo Ryan, en referencia a la notificación de intención de firmar el acuerdo de la actualización del TLCAN.

“Es prácticamente imposible que este Senado (de México) sea el que defina la aprobación”, comentó Guajardo.

El secretario de Economía reiteró que no se ha llegado a ningún consenso respecto a los temas más polémicos de la renegociación.

erp