Durante marzo del 2019, la actividad industrial en México cayó 2.6% en comparación con el mismo periodo del año pasado, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). Dicha contracción es la más pronunciada desde noviembre del 2009, cuando el indicador cayó 3 por ciento.

Cabe recordar que la producción fabril se encuentra en terreno negativo desde noviembre del año pasado. En marzo, todos los sectores de la actividad económica mostraron descensos, con base en cifras desestacionalizadas, donde la minería cayó 6.7 por ciento, la construcción descendió 5.8 por ciento y las industrias manufactureras bajaron 0.7 por ciento.

En tanto, la generación, transmisión y distribución de energía eléctrica, suministro de agua y de gas por ductos al consumidor final bajó 0.5% con relación a igual mes del 2018.

El organismo informó en un comunicado que, respecto al mes inmediato anterior, la actividad industrial del país disminuyó 1.3% en términos reales, con base en cifras desestacionalizadas.

Por componentes, la construcción se redujo 3.4 por ciento, la generación, transmisión y distribución de energía eléctrica, suministro de agua y de gas por ductos al consumidor final cayó 1.7% y la minería lo hizo en 1.5%, mientras que las industrias manufactureras crecieron 0.3% durante marzo del 2019 frente al mes anterior.

Las cifras originales también mostraron una caída de la producción industrial en marzo del 2019, de 0.1% respecto a igual mes del año pasado, con lo que en el acumulado del primer trimestre se observa una baja de 0.7 por ciento.

En su interior, dos componentes tuvieron resultados negativos: la minería, que cayó 6%, y la construcción, que disminuyó 2.9 por ciento. Por el contrario, las industrias manufactureras aumentaron 2.8% y la generación, transmisión y distribución de energía eléctrica, suministro de agua y de gas por ductos al consumidor final subió 0.9 por ciento.

“En el contexto de un menor crecimiento del Producto Interno Bruto en el primer trimestre del 2019, durante marzo la producción industrial continuó deprimida. Sin embargo, en los últimos meses el ritmo de descenso ha venido reduciéndose desde su mínimo de 2.56% en diciembre del 2018, por lo que, sumado a la recuperación de las manufacturas y el inicio de algunas de las obras de infraestructura durante el segundo trimestre, el índice podría regresar al terreno de crecimiento”, consideró un reporte de Grupo Financiero Monex. (Con información de Notimex)