La actividad económica de México prolongó su etapa de debilitamiento en el primer trimestre del año, calificó el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF), al interpretar sus mediciones anticipadas de marzo de indicadores clave de la producción de manufacturas, consumo y los servicios.

El Indicador IMEF Manufacturero se ubicó en 45.9 puntos en marzo, lo que representó 0.4 puntos porcentuales menos frente a febrero del 2017 y el más bajo nivel desde junio del 2009.

Como otros índices anticipados, este indicador varía en un intervalo de cero a 100 puntos y el nivel de 50 puntos representa el umbral entre una expansión (mayor a 50) y una contracción (menor a 50) de la actividad económica. A su vez, el Indicador IMEF No Manufacturero registró un aumento de 1.2 puntos, al situarse en 48.0 unidades, con lo que acumuló seis meses en zona de contracción. Las lecturas de marzo del indicador IMEF Manufacturero y No Manufacturero sugieren que al cierre del primer trimestre del año continuó el debilitamiento de la actividad económica iniciada durante la segunda mitad del 2016, tanto en el sector manufacturero como no manufacturero. Sin embargo, la desaceleración en este último sector puede ser menos severa de lo que se había anticipado , dijo el IMEF. Reconoció que diversos factores habían favorecido la disminución del pesimismo surgido al inicio del año y que ese cambio de ánimo ya se había reflejado en los mercados financieros, especialmente en una recuperación significativa del valor del peso. Dos de los factores mencionados fueron el resultado, mejor al esperado, del Indicador Global de Actividad Económica correspondiente a enero y la continua mejora de los indicadores de empleo. Otro factor señalado, quizá más relevante, fue la confianza que estaba generando la expectativa de que la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte pudiera llegar a términos razonables.

Una de las incógnitas más importantes gira en torno al rumbo que seguirá en los próximos meses el consumo privado.

Repunta confianza empresarial

La confianza empresarial del país retomó aliento durante marzo, siendo el sector manufacturero el de mayor recuperación con 46.2 puntos, muestra el Indicador de Confianza Empresarial (ICE) del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Por su parte, el sector de construcción se colocó en 42.4 puntos durante marzo, una mejora de 2.9 puntos respecto a febrero. En tanto, el sector comercio recuperó 2.2 puntos, y se ubicó en 43.2 puntos.

En marzo la confianza empresarial del sector manufacturero acumula 24 meses por debajo del umbral de los 50 puntos; construcción 25 meses y comercio 27 meses.

A través de un comunicado, el Inegi señaló que dichos indicadores se elaboran con los resultados de la Encuesta Mensual de Opinión Empresarial (EMOE), los cuales permiten conocer la opinión de los directivos empresariales sobre la situación económica que se presenta tanto en el país como en sus empresas. (María Alejandra Rodríguez)

rmorales@eleconomista.com.mx