La economía mexicana habría presentado, en abril de este año, un rebote considerable y el mayor crecimiento para un mes del que se tiene registro, de acuerdo con las estimaciones del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

El Indicador Oportuno de la Actividad Económica (IOAE) prevé que en marzo la economía —medida a través del Indicador Global de la Actividad Económica— haya crecido 0.9% a tasa anual, mientras que en abril hilaría dos meses de crecimiento con un repunte histórico de 20.6% anual.

De acuerdo con analistas, el crecimiento histórico se da ante la caída que se registró el año pasado en la economía, cuando se implementaron medidas de distanciamiento social y confinamiento por el Covid-19, lo cual hizo que varios negocios cerraran.

“Cabe recordar que, en abril del 2020, el IGAE se contrajo 19.7% anual, por lo que el crecimiento anual significativo se debe principalmente a la baja base comparación”, recordó Gabriela Siller, directora de Análisis Económico y Financiero de Banco Base.

Con los datos de marzo y abril, la economía mexicana rompería la racha de 20 meses consecutivos de caídas, las cuales se agravaron el año pasado ante la llegada del Covid-19.

“Tras un complejo inicio del año, la economía parecería estar ganando dinamismo, ayudada por un mejor entorno sobre el virus. En este sentido, el dato preliminar del Producto Interno Bruto (PIB) del primer trimestre probablemente será revisado al alza”, indicó Banorte en su análisis.

De acuerdo con la estimación oportuna del PIB, en el primer trimestre del año la economía mexicana registró una contracción de 2.9% anual, mientras que en comparación con el cuarto trimestre del 2020, creció 0.4 por ciento.

Recuperación general

Las estimaciones del Inegi también prevén una recuperación general al interior de las actividades económicas, aunque con crecimientos mixtos debido a los diferentes impactos que tuvo la pandemia en ellas.

Si bien no da estimaciones sobre el sector primario, que comprende las actividades agropecuarias, sí las da para las actividades secundarias —que engloban al sector industrial— donde prevén un crecimiento anual de 34.5 por ciento.

En tanto, el sector terciario o de servicios —que fue de las actividades más afectadas durante la pandemia—, presentó una recuperación de 16.4 por ciento.

Gabriela Siller indicó que hacia adelante se espera que la actividad económica continúe recuperándose, impulsada principalmente por el sector de servicios.

No obstante, destacó que existen algunos riesgos para el resto del año, como la incertidumbre ante políticas no ortodoxas, alza en los precios de los commodities, probables controversias en el T-MEC y la escasez de semiconductores.

Para el cierre del año, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público prevé que la economía mexicana tenga un rebote de 5.3%, esto impulsado por la campaña de vacunación que se lleva en el país, la cual ha permitido que las entidades abandonen el Semáforo Rojo y empiecen a converger hacia el verde.

ana.martinez@eleconomista.mx

erp