El presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Juan Pablo Castañón, consideró acertada la decisión de continuar con las obras del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en Texcoco, lo que dará oportunidad de evaluar la opción de Santa Lucía y llevar la negociación de la recompra de bonos con los tenedores.

Señaló que aún hace falta hacer los estudios pertinentes de aeronáutica, impacto ambiental y otros para determinar si es viable llevar el aeropuerto a la Base Aérea Militar, ubicada en el estado de México y que fue la alternativa seleccionada en la primera consulta ciudadana.

Los análisis darán también la oportunidad de conocer la opinión de los técnicos en la materia y saber si es posible compaginarlo con las líneas aéreas de los vuelos internacionales, como lo planteó el secretario de Turismo, Miguel Torruco, apuntó el dirigente empresarial.

Pero, aclaró al sostener una reunión con representantes de los medios de comunicación, la obra de infraestructura demandará inversión para llevarla a su conclusión.

Mientras, indicó, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y sus asesores resuelven los caminos para no erogar los recursos públicos que son necesarios para otras obras de infraestructura, por la decisión política de cancelar Texcoco.

“Durante este tiempo podremos visualizar cuál es la mejor alternativa de solución, porque de cualquier forma en cinco, siete o 10 años seguiremos necesitando una nueva infraestructura aeropuertuaria que nos dé conectividad hacia el mundo”, argumentó.

En cuanto a la recompra de bonos del NAIM, el presidente del CCE advirtió que podría llevar a una negociación financiera de largo plazo con los tenedores e incluso demandar altas cantidades de recursos públicos, debido a los rendimientos que exigirían por los papeles.

Con la decisión política “podríamos caer en el riesgo de emplear recursos públicos para salir adelante en la negociación financiera”, advirtió.

En días pasados, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) informó que el fideicomiso del Aeropuerto de la Ciudad de México (MEXCAT) comprará en efectivo parte de los bonos que se emitieron para financiar la construcción del aeropuerto en Texcoco.

Dicha recompra será hasta por mil 800 millones de dólares de bonos, indicó el nuevo Consejo de Administración del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM).