Aun cuando la industria siderúrgica mexicana solicitó un periodo de 10 años para alcanzar 70% de contenido regional en el planchón, al final se redujo el plazo a siete años como parte de las modificaciones del Tratado México, Estados Unidos, Canadá (T-MEC).

La Cámara Nacional de la Industria del Hierro y el Acero (Canacero), que encabeza Máximo Vedoya, dijo que se mantendrá atenta para iniciar trabajos con la cadena de valor y alcanzar los nuevos contenidos regionales.

Si bien consideró que la eventual ratificación de la modernización del TLCAN es clave para elevar el crecimiento económico y la generación de empleos, “Estamos atentos y listos para trabajar con la cadena de valor en el desarrollo del suministro regional competitivo al amparo del T-MEC”, indicó la industria siderúrgica.

La Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), al frente de Francisco Cervantes, señaló que una vez que sea ratificado el T-MEC, el gobierno de Andrés Manuel López debe proceder a construir y aplicar las políticas públicas que impulsen el fortalecimiento de nuestra industria para generar riqueza, empleos y bienestar para los mexicanos.

Enoch Castellanos, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación, aseguró que serán las armadoras de autos europeas y asiáticas quienes tendrán el reto de trabajar en elevar el contenido regional y será bueno para aumentar las inversiones en México.

Moisés Kalach, representante del Consejo Consultivo de Negociaciones Estratégicas del CCE, avaló el cambio de elevar el contenido regional del acero de 62.5 a 70%, dentro del armado de un vehículo manufacturado en Norteamérica, con el plazo de siete años para alcanzar la regla de origen.

“Es un tema de inversión, tenemos siete años para también integrar las cadenas de absto, nuestro país esta ahí en las cadenas de abasto, estamos muy integrados y es una oportunidad para crecer”, acotó. Insistió en que el aumento de contenido permitirá integrarnos como región y que haya más contenido de las empresas mexicanas”, expresó Kalach.

Mauricio Kuri, director de Comunicación Corporativa y Asuntos de Gobierno de Volkswagen México, comentó que la nueva regla de origen en acero hará que evolucione la producción de este material para atender a la industria automotriz.

“En donde haya amenaza, vemos oportunidades para México en el 2020 gracias al T-MEC por la certidumbre en las inversiones. Creemos que en acero no estamos totalmente listos, (pero) en el tiempo por esperar sabemos que México hará un gran papel”, expresó.

[email protected]